Hipoxia significa literalmente “falta de aire” o “poco aire”. (Foto: Especial)

Hipoxia, el riesgo para los niños de Tailandia

Los niños y su entrenador quedaron atrapados en una famosa cueva en Tailandia
Abigail Gómez |El Universal
06 Julio, 2018 | 17:00 hrs.

La historia de los doce niños y su entrenador, que quedaron atrapados en una cueva de Tailandia, le ha dado la vuelta al mundo. Si bien se pensaba que los niños podrían sobrevivir hasta cuatro meses en espera del rescate, ahora el panorama ha cambiado.  

El jefe de la marina tailandesa, Aphakorn Yoo-kongkaew, ha declarado que los niveles de oxígeno en la cueva han bajado hasta en un 15%, y podrían continuar descendiendo, lo cual resulta en un grave riesgo de hipoxia, tal como reporta el diario La Vanguardia.

La situación de los niños en la cueva, como consecuencia de la reducción de oxígeno que se ha presentado, supone una situación similar a la que se presenta con el “mal de altura” o a la que se exponen los pilotos al volar un avión.

Existen varios tipos de hipoxia.

  • Hipoxia hipóxica, anexica o generalizada

  • Hipoxia hipémica o anémica

  • Hipoxia por isquemica, circulatoria o por estancamiento

  • Hipoxia cerebral

  • Hipoxia perinatal

El tipo de hipoxia al que los niños podrían llegar a sufrir es la hipoxia hipóxica la cual consiste en una “reducción de oxígeno en los tejidos del cuerpo resultante de respirar un aire con una presión parcial de oxígeno reducida, como sucede con la exposición a la altitud”, señala un artículo de la Sociedad Española de Medicina Aeroespacial.

De acuerdo con este mismo estudio, cualquier otro mecanismo que provoque una reducción de la presión alveolar de oxígeno dará lugar a una hipoxia de este tipo, tal como la condiciones en que se encuentran los menores actualmente.

El artículo además señala que los signos y síntomas de la hipoxia se clasifican en “síntomas objetivos” percibidos por el observador y “síntomas subjetivos” que son los percibidos por el afectado.

Síntomas objetivos: aumento de la profundidad de respiración, cianosis (coloración azul en la piel), confusión mental, pobreza de juicio, pérdida de la coordinación muscular e inconsciencia, además de euforia o agresividad.

Síntomas subjetivos: sensación de falta de aire, sensación de ansiedad, dolor de cabeza, mareo, fatiga, náusea, sensación de ondas de frío y calor (bochornos), visión borrosa, visión de túnel (la capacidad de visión se reduce, como si se estuviera en un lugar oscuro) y pérdida de sensibilidad.

El tratamiento principal consiste en suministrar oxígeno artificial de manera inmediata para que el cuerpo restablezca la presión del oxígeno natural del cuerpo y el organismo vuelva a realizar sus funciones de manera natural.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS