Los niveles de glifosato encontrados se consideran seguros para los humanos. (Foto: Especial)

Hallan herbicida cancerígeno en comida para perros y gatos

La comida de tu mascota podría estar en riesgo debido a este herbicida
Redacción | El Universal
29 Octubre, 2018 | 10:40 hrs.

Se encontró glifosato, un herbicida cancerígeno, en alimentos para perros y gatos. Un reciente estudio de la Universidad de Cornell en Estados Unidos, reveló que en los 18 tipos de alimentos para mascotas analizados se encontraron distintos niveles del herbicida conocido como glifosato.

Los niveles encontrados en estos 18 alimentos comprados en tiendas comerciales son bajos, oscilan entre 80 y 2 mil microgramos de glifosato por kilogramo. Estas cantidades de herbicida corresponden a niveles que actualmente se consideran seguros para los humanos.

De acuerdo con los autores del estudio publicado en Environmental Pollution, no se conocen realmente los efectos que puede tener en los animales domésticos la ingesta crónica de glifosato en estas cantidades.

“Si bien los niveles de glifosato en los alimentos para mascotas nos sorprendieron, si un humano los comiera todos los días, su exposición al glifosato todavía estaría muy por debajo de los límites actualmente considerados seguros”, mencionó Anthony Hay, co-investigador en el estudio.

La Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, órgano especializado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasificó en 2015 al glifosato como un herbicida “probablemente cancerígeno”.

No se identificó el origen del glifosato, sin embargo, los especialistas encontraron una correlación con la fibra, lo que sugirió un origen a base de plantas. “Nuestra evidencia sugiere que proviene de material vegetal”, indicó Hay.

“El glifosato está presente en la comida de nuestras mascotas, y aunque no parece haber ningún riesgo inmediato, todavía hay incertidumbre sobre el impacto crónico de las dosis baja como estas”, comentó Anthony Hay.

Hay que recordar que en agosto de este año se encontraron restos de este herbicida cancerígeno en cereales de las marcas Quaker y Nestlé, y en harina de maíz blanco y amarillo de la marca Maseca en México.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS