La bacteria Veillonella se enriqueció en abundancia en individuos que corrieron el maratón y no en aquellos que permanecieron sedentarios. (Foto: Especial)

Hallan bacterias que mejoran el rendimiento de los atletas

“Veillonella” metaboliza el ácido láctico producido por el ejercicio y lo convierte en propionato
Redacción | El Universal
25 Junio, 2019 | 12:54 hrs.

Un tipo de bacteria que se encuentra en los microbiomas de los atletas de élite y que contribuye a mejorar su capacidad de ejercicio fue identificada por investigadores del Centro de Diabetes Joslin.

Esta bacteria, miembro del género Veillonella, no se encuentra en las entrañas de las personas sedentarias, según descubrió un estudio publicado este miércoles en la revista Nature Medicine.

Al observar más de cerca las bacterias, los investigadores determinaron que Veillonella metaboliza el ácido láctico producido por el ejercicio y lo convierte en propionato, un ácido graso de cadena corta.

Dicho ácido es utilizado por el cuerpo humano para mejorar la capacidad del ejercicio.

“Tener una mayor capacidad de ejercicio es un fuerte predictor de la salud general y la protección contra las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la longevidad general”, dijo Aleksandar Kostic.

El reporte comenzó a realizarse en 2015 con muestras fecales de corredores de la maratón de Boston, las cuales fueron recolectadas una semana antes y después del evento deportivo. También se recogieron muestras de individuos sedentarios.

Los hallazgos mostraron que la bacteria Veillonella se enriqueció en abundancia en individuos que corrieron el maratón y no en aquellos que permanecieron sedentarios.

Los investigadores confirmaron el vínculo para mejorar la capacidad de ejercicio en modelos de ratón, donde vieron un aumento notable en la capacidad de carrera después de la suplementación con Veillonella.

“Cuando investigamos los detalles de Veillonella, descubrimos que es relativamente único en el microbioma humano ya que utiliza lactato o ácido láctico como su única fuente de carbono”.

Este ácido es producido por los músculos durante el ejercicio vigoroso. Por lo que las bacterias pueden usar este subproducto de ejercicio como su principal fuente de alimento.

Para averiguar qué podría causar el aumento en la capacidad de ejercicio y determinar qué eventos fueron desencadenados por el metabolismo de ácido láctico de Veillonella, el equipo de investigadores realizó un análisis metagenómico.

Señalaron que las enzimas asociadas con la conversión de ácido láctico en propionato de ácido graso de cadena corta tenían una abundancia mucho mayor después del ejercicio.

"Hicimos algunos experimentos para introducir propionato en ratones (a través de enema) y probamos si eso era suficiente para este fenotipo de mayor capacidad de carrera. Y lo fue".

Finalmente, el autor señaló que este es uno de los primeros estudios en mostrar directamente un ejemplo sólido de simbiosis entre los microbios y su huésped humano.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS