Algunas personas optan por consumir bebidas alcohólicas incluso en la piscina. (Foto: Especial)

¿Hace daño nadar y beber alcohol?

Es importante que cuides tu salud en estas vacaciones
Redacción | El Universal
29 Marzo, 2018 | 00:24 hrs.

Consumir alcohol mientras se realiza alguna actividad acuática recreativa pone en peligro el estado de salud, al incrementar el riesgo de sufrir un ahogamiento.

El alcohol contribuye, de acuerdo con la asociación Royal Life Saving, a al menos el 20% de todas las muertes de adultos por ahogamiento cada año. Esta cifra se eleva al 41% en el grupo de edad de 15 a 29 años.

Diversos estudios sugieren que las personas con un nivel de alcohol en la sangre de 0.10 gramos sobre 100 mililitros tienen aproximadamente 10 veces más de riesgo de sufrir una inmersión.

Incluso pequeñas cantidades de alcohol en el cuerpo incrementa esa probabilidad, a un rango de 10 a 30%.

“El alcohol es un vasodilatador, lo que eso significa es que las sangres van a las partes externas del cuerpo para que se enfríe rápidamente. Sabemos que al enfriar el cuerpo se pierde algo de fuerza muscular”,  dijo Richard Franklin, profesor asociado de la Universidad James Cook y autor del estudio Alcohol and its contributory role in fatal drowning in Australian rivers a ABC Australia.

El alcohol produce una variedad de cambios físicos en el cuerpo que incluyen:

  • Oído interno: el alcohol y un cambio brusco de temperatura, como al entrar en el agua, pueden provocar desorientación.​
  • Hipotermia: en situaciones de frío, el cuerpo intentará extraer sangre de las extremidades y órganos vitales para evitar la pérdida de calor. El alcohol, sin embargo, previene esto y por lo tanto aumenta las posibilidades de hipotermia.
  • Espamo de cuerdas vocales: el alcohol aumenta la probabilidad de cerrar y bloquear las vías respiratorias, provocando un espasmo de cuerdas vocales.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS