Especial://pixabay

¿Hace daño dormir con tu perro?

Un estudio determinó que las personas que duermen con perros tienen un mejor descanso
Redacción | El Universal
13 Febrero, 2018 | 07:00 hrs.

Seguramente has escuchado que compartir la cama con tu mascota es un mal hábito y una costumbre poca higiénica, debido a los pelos que tiran o la suciedad que puedan tener en sus patas. Pese a estos pequeños inconvenientes, los beneficios para la salud son superados con creces.

Un estudio, realizado por el Centro del Sueño de la Clínica Mayo, determinó que las personas que duermen con perros descansan mejor pues se sienten más seguras y tranquilas, en comparación con aquellas que no lo hacen.

Los científicos recolectaron información, mediante cuestionarios y entrevistas, de 150 pacientes atendidos en ese centro de investigación. De ellos 31 afirmaron tener más de una mascota.

Tras la aplicación de los cuestionarios, los resultados identificaron que más del 50% de los participantes permitieron que sus mascotas durmieran en el dormitorio. De estos, el 20% describió la práctica como algo perjudicial, mientras que 41% percibió que sus perros eran discretos e incluso beneficiosos a la hora de dormir, pues les brindaba mayor seguridad y tranquilidad.

“Los profesionales de la salud que trabajan con pacientes con problemas para dormir deben preguntar sobre la presencia de animales de compañía en el entorno de sueño para ayudarlos a encontrar soluciones y optimizar su sueño”, señalan los autores del estudio.

En otra investigación, realizada por la misma institución de salud, se encontró que dormir acompañado por un amigo de cuatro patas no interfiere en el descanso de los humanos. Por el contrario, mantiene una buena eficiencia del sueño.

Para este estudio, los científicos monitorizaron el sueño de 40 voluntarios, quienes dormían con sus perros. Estos también fueron vigilados a través de un sensor colocado en sus collares.

Con esto, concluyeron que las personas monitorizadas permanecieron una media de 7.9 horas en la cama, de las cuales 6.7 horas fueron durmiendo, lo que significó una eficiencia del sueño del 81%.

Si el perro dormía en la misma cama, la eficiencia se situaba en el 80%, mientras que si lo hacia fuera de ella ésta aumentaba al 83%. "La presencia de un perro en el dormitorio no afecta al descanso de los humanos, tal como se preveía antes del experimento", concluyeron.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS