Mantener una dieta normal de forma temprana ayuda a que, tras una cirugía, la recuperación sea adecuada. (Foto: Especial)

¿Hace daño comer carne de cerdo después de una cirugía?

Anteriormente el cerdo era considerado un animal sucio, por lo que al comerlo después de una cirugía podría ocasionar algunas infecciones
Rocío Mundo | El Universal
27 Marzo, 2018 | 13:00 hrs.

Por mucho tiempo la carne de puerco ha estado rodeada de mitos. Uno de ellos asegura que comer carne de cerdo después de una cirugía tiene efectos adversos a la salud. Pero, ¿qué hay de cierto en esta creencia popular?

Guillermo Colín Rojas, cirujano general y colorrectal adscrito al Hospital Ángeles Clínica Londres, afirma que no existe ninguna contraindicación médica para evitar su consumo luego de una intervención quirúrgica.

Al contrario, señala, la carne magra de cerdo aporta proteínas necesarias para la recuperación postquirúrgica y la producción de colágeno. Además, contribuye a la formación de esas moléculas para el sistema inmunológico del cuerpo humano.

Colín Rojas explica que anteriormente el cerdo era considerado un animal sucio, por lo que al comerlo después de una cirugía podría ocasionar algunas infecciones. Sin embargo, diversos estudios han echado por tierra esta teoría, al comprobar la eficacia del sistema inmunológico del cerdo.

“Lo que sí sugerimos, sobre todo en cirugía mayor, es no dar muchas grasas irritantes porque el intestino puede inflamarse y provocar molestias”.

El cirujano exhorta a mantener una dieta normal de forma temprana pues ayuda a que, tras una cirugía, la recuperación sea adecuada.

“Siempre que el paciente tenga el tracto enteral íntegro debe tener una dieta normal, buen aporte de proteínas, carbohidratos y agua”.

En caso de una operación mayor, en la que el intestino esté involucrado, el consumo de alimentos deberá ser de manera paulatina.

En los primeros días podrá recibirse un estímulo con agua, para luego recibir una dieta polimérica a través de fórmulas de macro y micro nutrientes, y finalmente “una dieta normal”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS