El agua de lluvia ya contiene algo de acidez por naturaleza. (Foto: Especial)

¿Fue lluvia ácida la que cayó en la Ciudad de México?

Este tipo de precipitación puede causar trastornos respiratorios e irritación en los ojos y la piel
Saraí Domínguez |El Universal
16 Mayo, 2019 | 16:45 hrs.

A pesar de la lluvia que se presentó este miércoles en la Ciudad de México y sus alrededores, no se han podido erradicar los altos niveles de contaminación por lo que continúa la Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria.

Muchos consideraron a ésta como lluvia ácida por la contaminación presente, sin embargo, comúnmente el agua de lluvia tiene ya algo de acidez en un grado que ayuda a disolver algunos minerales del suelo que son necesarios para animales y plantas, según la Secretaría del Medio Ambiente.

Por otro lado la Secretaría de Medio Ambiente mencionó a El Universal que decir que era algo apresurado confirmar que se trataba de lluvia ácida sin antes no haber hecho un análisis en un laboratorio, pues primero se debe hacer una prueba al agua para determinar si es ácida o alcalina.

La lluvia ácida se crea cuando los contaminantes del aire se disuelven con la humedad del aire formando ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico. Estos alteran la composición de las gotas de agua que forman las nubes y al descender dan como resultado la lluvia ácida.

Este tipo de precipitaciones contienen un pH menor a 5.6 y los mayores culpables son las plantas de carbón encargadas de generar electricidad, las fábricas y los escapes de los automóviles.

Los elementos que conforman a este tipo de lluvia son corrosivos, llegando a desprender la pintura de los coches y disolver los materiales de los edificios, esculturas, monumentos y algunos otros objetos de la infraestructura urbana.

Puede causar irritación en los ojos y la piel, así como trastornos respiratorios. Cuando las personas respiran esos sulfatos, sus conductos aéreos se constriñen y el flujo de oxígeno a los pulmones disminuye”, explica la Sedema.

Cabe destacar que no es necesario que exista contingencia ambiental para que haya lluvia ácida, pues las emisiones de los vehículos de la zona, el óxido de azufre y el óxido de nitrógeno que generan las plantas industriales son más que suficientes para crearlas.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS