La exposición al tabaco en los primeros días de vida parecería reforzar el efecto tóxico prenatal. (Foto: Especial)

Fetos expuestos al humo de cigarro podrían sufrir pérdida de audición

Los pacientes con más alto riesgo de perder audición son los que están directamente expuestos en el útero al tabaquismo materno
Redacción |EFE
03 Julio, 2018 | 16:00 hrs.

Los niños expuestos al humo de tabaco en el útero y durante la infancia tendrían el doble de riesgo de sufrir disminución auditiva comparado con aquellos sin exposición al tabaquismo pasivo, según sugiere un estudio realizado en Japón.

Mientras que estudios previos habían hallado que los fumadores adultos tenían más riesgo de perder audición que los no fumadores, se sabe poco sobre el efecto de la exposición al humo de tabaco en la infancia o durante el embarazo.

Los autores analizaron datos de 50.734 niños nacidos entre el 2004 y el 2010 en Kobe, Japón. El 4 por ciento había estado expuestos al humo de tabaco durante la gestación o en la infancia y el 1 por ciento, en ambos períodos.

Las pruebas auditivas a los tres años revelaron hipoacusia en el 4,6 por ciento de los casos. Las probabilidades crecían un 68 por ciento con la exposición en el embarazo y lo hacían un 30 por ciento, frente al tabaquismo pasivo en la infancia.

Cuando la exposición al humo de tabaco había ocurrido en ambos períodos, el riesgo de padecer disminución auditiva aumentaba 2,4 veces con respecto al grupo de control (sin exposición).

"Los pacientes con más alto riesgo de perder audición son los que están directamente expuestos en el útero al tabaquismo materno", dijo el doctor Matteo Pezzoli, del Hospital San Lazzaro, en Italia, que no participó del estudio.

"La exposición al tabaco en los primeros días de vida parecería reforzar el efecto tóxico prenatal", añadió.

Pezzoli explicó que cuando las embarazadas fuman, dañarían el desarrollo del cerebro fetal, lo que induciría la disfunción cognitivo-auditiva. El humo de tabaco también afectaría los receptores sensoriales del oído.

En el mundo hay 68 millones de personas con disminución auditiva o hipoacusia que pudo haber aparecido en la niñez, según publica el equipo de Koji Kawakami, de laUniversidad de Kioto, en Japón, en la revista Paediatric and Perinatal Epidemiology. Kawakami no hizo comentarios sobre el estudio.

Para proteger a los niños, las mujeres deben dejar de fumar antes de la concepción o cuando se enteran que están embarazadas, según dijo Huanhuan Hu, del Centro Nacional para la Salud Global y la Medicina de Japón y que no participó del estudio.

"También deberían hacerlo otros miembros de la familia o, por lo menos, no fumar en el hogar o cerca de las embarazadas", agregó Hu.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS