La criptococosis, considerada una infección oportunista, se transmite por medio del aire. (Foto: Control aviar)

Excremento de paloma puede causar criptococosis

En personas con sistema inmune debilitado la infección puede diseminarse al cerebro
Redacción | El Universal
27 Diciembre, 2018 | 08:05 hrs.

La criptococosis es una infección causada, casi siempre, por la levadura Cryptococcus neoformans, la cual se encuentra en la materia fecal de las palomas. Se caracteriza por ser una infección oportunista pues afecta con mayor frecuencia a personas con el sistema inmune debilitado.

El Centro para la salud alimentaria y la salud pública (CFSPH, por sus siglas en inglés), del estado de Iowa, señala que la infección, transmitida por medio del aire, aparece principalmente en personas con un sistema inmunitario débil, como aquellas con VIH o sida, cáncer y enfermedad de Hodgkin.

La infección inicial, generalmente, se produce en los pulmones; sin embargo, en personas inmunodeprimidas puede diseminarse al cerebro. Cuando esto ocurre es posible presentar dolor de cabeza, fiebre, rigidez en el cuello, visión borrosa y confusión.

El resto de las personas —aquellas con un sistema inmune sano— pueden no manifestar síntomas en absoluto, de acuerdo información de MedlinePlus. Incluso, la infección desaparece por sí sola sin necesidad de someterse a ningún tratamiento médico.

Pese a ello, deben realizarse revisiones regulares durante un año para constatar que la criptococosis no se haya diseminado a otros órganos. Esto debido a que cuando se compromete el sistema nervioso central se puede producir la muerte o daño permanente.

En México esta infección aún no representa un problema de salud pública, pues su prevalencia es baja (por cada 10 mil personas hay alrededor de 28 infectados), según datos publicados en El Universal. Sin embargo, su tasa de mortalidad es cercana al 50%.

Finalmente, esta micosis no es contagiosa debido a que no existen informes de transmisión de animales a humanos. El único caso registrado hasta el momento es de “un paciente inmunodeprimido que posiblemente contrajo C. Neoformans de las heces de un ave de compañía asintomática”, señala el CFSPH.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS