Los plásticos más seguros para utilizar son los 2,4 y 5. (Foto: Especial)

¿Es peligroso calentar la comida en recipientes de plástico?

Lo más importante es revisar el tipo de plástico que se empleó en su elaboración
Redacción | El Universal
12 Septiembre, 2018 | 16:00 hrs.

Una de las mejores opciones para ahorrar unos valiosos pesos es la de llevar tu comida hecha en casa al trabajo. Además de evitar el gasto de comer en un restaurante, resulta una opción más saludable pues puedes preparar platillos sanos y controlar mejor las porciones.

Para este propósito tu mejor aliado serán tus recipientes de plástico. Todo buen godín tienen una gran colección de estos en todas formas y tamaños y su peor pesadilla es que alguien de su trabajo se los robe.

Aunque son muy útiles, muchas personas prefieren evitarlos debido a que existe un mito de que calentar la comida en ellos produce daños a la salud debido a los químicos que se liberan con las altas temperaturas.

Sobre el tema la investigadora de la Universitat Jaume I, Neus Fabregat Cabello, realizó un artículo para analizar los peligros de los plásticos usados para elaborarlos y su conclusión fue que “no hay plásticos peligrosos, sólo hay plásticos utilizados incorrectamente”.

La investigación, que le valió el Premio Literario en Valenciano de Divulgación Cientificotecnológica, señala que lo importante es revisar el tipo de plástico que se empleó en su elaboración.

De acuerdo con información de  la agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos existen siete clasificaciones de los diferentes plásticos que se utilizan para elaborar distintos contenedores.

plasticos.jpg

La investigación señala que los plásticos más seguros para utilizar son los 2, 4 y 5 mientras que se deben evitar aquellos que contengan el número 7, pues al no especificar qué tipos de sustancias contienen, podrían tenerBisfenol A.

El Bisfenol A es un químico utilizado para sintetizar policarbonatos y resinas que se ha demostrado genera problemas hormonales en las personas, además de generar riesgo de aborto en mujeres embarazadas, de acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otro lado, al momento de elegir tu recipiente también debes considerar el código del fabricante, es decir, símbolos que utilizan para darte a conocer las propiedades del producto.

Si tu recipiente no tiene ninguna especificación contraria, significa que puedes meterlo al microondas sin problema, aunque si deseas mayor seguridad, busca aquellos que tengan este símbolo, señala la organización especializada en plásticos Ecoplas.

micro-ondas-e-a-saude_4495_m.jpg

 

Por último, si quieres tener la certeza de que el plástico de tu recipiente no te está haciendo daño, y por muchas otras razones como la durabilidad, siempre es mejor opción utilizar uno de vidrio.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS