Los padres sienten que al hacer esto protegen a sus hijos. (Foto: Especial)

¿Es bueno dar “probaditas” de alcohol a los niños?

Niños y adolescentes podrían no entender la diferencia entre beber un sorbo y una bebida completa
Abigail Gómez |El Universal
24 Mayo, 2018 | 09:00 hrs.

Es común que en algunas familias se tenga la costumbre de dar pequeñas probadas de alcohol a los niños para que puedan introducirse en el mundo de la bebida pero bajo la supervisión de un adulto. Aunque pueda parecer una práctica de prevención, existen estudios que señalan que podría tener el efecto contrario, es decir, el de predisponer a los niños a beber a temprana edad.

“Los padres son un importante proveedor de alcohol para adolescentes, a menudo iniciando el uso con sorbos. A pesar de los daños del consumo adolescente de alcohol, las investigaciones no han abordado los antecedentes del suministro parental. Este estudio investigó las posibles asociaciones entre las características familiares, parentales, de padres y adolescentes en el suministro parental de sorbos”, señala el estudio “Padres que suministran sorbos de alcohol en la adolescencia temprana: un estudio prospectivo de los factores de riesgo”.

El artículo, publicado por la Academia Americana de Pediatría, se menciona que los padres que percibieron compañías negativas en sus hijos fueron más propensos a suministrar sorbos de alcohol posteriormente debido a que tienen la idea de que esta práctica protegerá a sus hijos del consumo de alcohol cuando ellos no puedan vigilarlos.

Por su parte, otro estudio publicado en la Revista de Estudios sobre el Alcohol y las Drogas, encontró que los niños que habían bebido alcohol cerca del sexto grado eran cinco veces más propensos a tomar una bebida completa cuando estuvieran en secundaria, y tendría cuatro veces más probabilidades a beber en exceso o emborracharse.

A pesar de que se requieren investigaciones adicionales para comprender los impactos de dicho suministro, el autor principal de este estudio, John E. Donovan, profesor de psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh, declaró en entrevista con The New York Times que  “las probadas de alcohol en la infancia están relacionadas con un inicio temprano del consumo, lo cual es un factor de riesgo para muchos otros problemas de conducta, están relacionadas con excesos alcohólicos y drogadicción y por lo tanto no deben ofrecer alcohol a sus hijos”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS