El tejido cardíaco ya se puede regenerar

En una primera etapa se enfoca en el corazón, pero el proyecto también estudia la regeneración de tejido de riñón y huesos
Redacción | El Universal
20 Octubre, 2017 | 16:00 hrs.

Mediante andamios celulares se pretende regenerar tejido cardíaco dañado; este método de reparación y curación fue desarrollado por el Instituto de Investigaciones en Materiales (IIM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y el Centro Médico Nacional Siglo XXI.

El proyecto que inició hace un año y medio está a cargo del doctor Alfredo Maciel Cerda, investigador adscrito al IIM. "Los andamios están diseñados para ser colocados sobre la superficie del corazón. Están hechos de polímeros biodegradables y biocompatibles porque necesitan estar en contacto con el tejido vivo y funcional para empezar el proceso de regeneración en la zona dañada", señala.

alfredo_maciel.jpg

Cuando un ser humano sufre un infarto, el corazón padece alteraciones debido a la obstrucción total de las arterias coronarias, por lo tanto, las células de este órgano dejan de recibir sangre. Como respuesta, el sistema inmunológico desecha los organismos dañados, y se forman fibroblastos y colágeno en las arterias. El músculo se modifica y cambia la funcionalidad original del tejido perdido.

La expectativa del proyecto es que mediante una cirugía simple y menos invasiva que un trasplante, se coloque el andamio en la zona infartada, y de este modo, reducir el tiempo de recuperación del músculo.

La regeneración de tejido mediante andamios celulares busca ser una alternativa ante el trasplante de órganos, que suele ser un procedimiento tardado y supeditado a la compatibilidad entre el donador y el paciente que recibe el órgano.

En una primera etapa se enfoca en el corazón, pero el proyecto también estudia la regeneración del tejido del riñón y huesos. El investigador sostiene que al obtener las células del individuo afectado hay mayor compatibilidad para realizar el proceso, así las posibilidades de tener éxito regenerando el tejido dañado aumentan.

Durante la investigación se han desarrollado andamios de prueba vía in vitro, el siguiente paso es probar los andamios en animales.

Con información de la Agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT)

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS