Especial

El síndrome de los niños sin sonrisa

La atención médica para los pacientes con esta enfermedad debe ser multidisciplinaria desde la cirugía, hasta la rehabilitación
Redacción | El Universal
21 Noviembre, 2017 | 09:00 hrs.

La parálisis facial en niños es una característica de este padecimiento, el Síndrome de Moebius es una enfermedad neurológica congénita extremadamente rara.

La Fundación Española del Síndrome de Moebius señala que este padecimiento afecta dos nervios craneales; el sexto y séptimo, no están totalmente desarrollados, causando parálisis facial y falta de movimiento en los ojos. Estos nervios controlan tanto el parpadeo y movimiento lateral de los ojos, como las múltiples expresiones de la cara.

Esta enfermedad se empezó a documentar en Alemania en 1908 por el neurólogo Julius Moebius. Se han presentado casos en todo el mundo destacando más en niños y genera distintas afectaciones neurológicas, tales como parálisis oculofacial, problemas de lenguaje, problemas de deglución, pie equino varo, paladar hendido, por mencionar algunos.

Según investigaciones, el origen de esta enfermedad se deriva de problemas genéticos, así como otras relacionadas con el consumo de drogas durante el primer mes de embarazo.

Los efectos clínicos son múltiples, entre otros, dificultades iniciales para tragar, la falta de sonrisa, el babeo, el habla, la pronunciación defectuosa; en los ojos consisten principalmente en estrabismo y limitación del movimiento, por mencionar algunos.

La atención médica para los pacientes con esta enfermedad debe ser multidisciplinaria desde la cirugía, hasta la rehabilitación, lo cual hace que el tratamiento sea elevado económicamente.

La fundación señala que esta enfermedad se da forma aislada, no es hereditaria y el riesgo que se dé por la línea familiar es prácticamente nulo.

En lo que confiere al diagnóstico, la prueba médica que más puede ayudar es la electromiografía facial, que puede realizarse ya desde los primeros días de vida y mostrará un patrón de afectación en el territorio inervado por el nervio facial.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS