El Universal

El SÍndrome de la resignación que afecta a los refugiados

Los médicos que tratan a estos niños coinciden en que el trauma es lo que ha causado su aislamiento del mundo.
Redacción | El Universal
29 Noviembre, 2017 | 16:00 hrs.

¿Un trauma puede provocar aislarse del mundo? La pregunta se la plantean los médicos de Suecia, quienes durante casi dos décadas han estado combatiendo una misteriosa enfermedad: el Síndrome de la resignación.

Afecta sólo a los hijos de quienes buscan refugio en el país nórdico y los síntomas incluyen un aislamiento completo, dejar de caminar, dejar de hablar e incapacidad de abrir los ojos. Aunque eventualmente se recuperan.

Los síntomas en 60 niños refugiados, sólo durante 2016, proporcionaron un diagnóstico único en Suecia, mostrando niños pasivos, inmóviles, mudos, incapaces de comer, beber y con una nula reacción a los estímulos físicos y al dolor.

La revista médica Acta Pediátrica presentó los resultados del estudio luego de analizar a los diagnosticados con este síndrome, quienes incluso son alimentados mediante sondas. Los médicos describieron a la enfermedad como “el querer morir”.

Los médicos que tratan a estos niños coinciden en que el trauma es lo que ha causado su aislamiento del mundo.

Los niños más vulnerables son los que han sido testigos de violencia extrema, a menudo contra sus padres, o cuyas familias han huido de un ambiente profundamente inseguro.

Sophie es una niña de 9 años, que está totalmente inerte, usa un pañal y lleva una sonda adherida a la nariz, y de este modo la niña ha sido alimentada durante los últimos 20 meses.

Sophie y su familia están buscando asilo y vienen de la antigua Unión Soviética.Llegaron en diciembre de 2015 y viven en un alojamiento para refugiados en una pequeña ciudad en el centro de Suecia

La menor es atendida por la doctora Elisabeth Hultkrantz, voluntaria de Médicos del Mundo, la especialista afirma que todo funciona normalmente. Pero la niña no se mueve.

Los padres de Sophie fueron extorsionados, golpeados y perseguidos antes de lograr salir de su país, la menor presenció todo.

La primera vez que se informó del Síndrome de resignación en Suecia fue a fines de los1990. De 2003 a 2005 se han reportado más de 400 casos.

En la última década, el número de niños que se ha informado sufren de este síndrome ha disminuido.

La Junta Nacional de Salud de Suecia recientemente declaró que hubo 169 casos en 2015 y 2016.

Hasta el momento, el síndrome se ha diagnosticado exclusivamente en menores refugiados en Suecia. En su mayoría provienen de países soviéticos o de la antigua Yugoslavia y de grupos minoritarios.

La Junta Nacional de Salud de Suecia asegura que la única cura son los permisos de residencia. Eso sucede algunos meses después de que los papeles sean favorables para que la familia pueda quedarse en Suecia cuando los niños empiezan a dar señales de recuperación.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS