Archivo

El paludismo en México

Las actividades de control que se realizaban en los focos de infección más importantes con aplicación de larvicidas redujeron la transmisión
Redacción | El Universal
22 Septiembre, 2017 | 10:00 hrs.

La mortalidad por paludismo tuvo diferencias importantes antes y después de la campaña de erradicación. Sin embargo, sus primeros registros en México datan del comienzo del siglo XX, en el que la enfermedad ocupaba el segundo lugar como causa de muerte.

Existen evidencias históricas de la presencia de este padecimiento en diferentes regiones del país, pero los datos concretos que lo ponen de manifiesto se generaron a fines del siglo XIX, cuando en 1892 el doctor Antonio Matienzo publicó su artículo ¿Existe el Hematozoario de Laveran en la sangre de los palúdicos que se observan en Tampico?.

Causado por parásitos del género Plasmodium, transmitidos al ser humano por la picadura de mosquitos hembra infectados, la enfermedad afectó entre 1922 y 1932 a más de 5 millones de personas, lo que representó un palúdico por cada cinco personas.

Las actividades de control, que se realizaban en los focos de infección más importantes con aplicación de larvicidas, redujeron la transmisión. Sin embargo, aún a principios de 1950, el promedio anual de muertos era de 24 mil defunciones, mientras que el número de enfermos superaba los 2 millones de personas.

Durante 1943 a 1947, el paludismo, gracias a las actividades de control, era considerada la tercera causa de muerte, superado únicamente por diarreas y neumonías. En los siguientes diez años, éste ocupó el quinto lugar. La última defunción por este padecimiento fue en 1982.

 

Carga mundial

Según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2016, en 2015 se registraron 212 millones de casos de paludismo, que ocasionaron la muerte de 429 mil personas. África es la región que ocupa una parte desproporcionada de la carga mundial de la enfermedad, pues en 2015, el 90% de los casos y el 92% de los fallecimientos se presenciaron en esta zona.

En países donde la transmisión de la enfermedad es elevada, los niños representan el 70% de las muertes por paludismo.

El método empleado para la erradicación de los mosquitos portadores de parásitos es la aplicación de insecticidas de larga duración en los mosquiteros y la fumigación de interiores. En México se recurrió al uso del insecticida diclorodifeniltricloroetano (DDT), utilizado por primera vez en 1945 en las regiones arroceras del estado de Morelos.

Éste posteriormente, se asoció a efectos secundarios como cáncer testicular, anormalidades en el tracto reproductor masculino y reducción de fertilidad en humanos.

 

Con información de Organización Panamericana de la Salud

QUÉ DICEN LOS USUARIOS