El cortisol es una hormona que ayuda a regular el estrés. (Foto: Especial)

El estrés podría acelerar la pérdida de memoria

Al estresarse una persona libera grandes cantidades de cortisol en su sangre
Redacción | El Universal
26 Octubre, 2018 | 11:00 hrs.

Al crecer es común que la memoria comience a fallar, se trata de un proceso natural que, sin embargo, podría acelerarse si solemos tener altos niveles de estrés. Esto debido a la producción de una hormona llamada cortisol.

La información fue dada a conocer por la revista Neurology luego de realizar un estudio en el que encontró que existe una relación entre los altos niveles de cortisol en la sangre y la pérdida temprana de memoria.

En el estudio participaron dos mil 231 personas con una edad promedio de 49 años que no sufrían problemas de demencia. Al comenzar se realizaron pruebas de memoria y habilidades de pensamiento las cuales fueron analizadas nuevamente ocho años después.

Además de las pruebas psicológicas los participantes también tuvieron que proporcionar muestras de orina que fueron usadas para medir los niveles de cortisol en su sangre.

Tras analizar los diferentes resultados de las pruebas los autores se percataron de que las personas con altos niveles de cortisol tenían peores resultados en las pruebas de memoria.

Además de los problemas de memoria las personas con altos niveles de esta hormona también tuvieron volumen cerebral más bajo que las que tenían niveles normales, tal como se demostró tras realizarles tomografías.

Y es que a pesar de que el cortisol es una hormona muy importante, que participa en muchas funciones del cuerpo humano, tales como regular el estrés, reducir la inflamación, controlar el azúcar en la sangre y la presión arterial, en grandes cantidades puede ser perjudicial.

Cuando las personas se estresan el cuerpo comienza a producir más cantidad de esta hormona para tratar de contrarrestar los efectos negativos de esta emoción en el cuerpo.

El exceso de cortisol afecta a muchas funciones diferentes, por lo que es importante investigar completamente cómo los altos niveles de la hormona pueden afectar al cerebro", señaló el autor del estudio, Justin B. Echouffo-Tcheugui, de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS