La diabetes es un factor de riesgo para desarrollar este padecimiento. (Foto: Especial)

¿El estrabismo se puede corregir?

Existen diversos tipos de estrabismo, dependiendo de la causa que lo origina
Darinka Gómez | El Universal
18 Febrero, 2018 | 11:00 hrs.

El estrabismo es una desviación del eje de los ojos que no permite que enfoquen correctamente. A pesar de no poner en grave riesgo la salud de la persona, sí puede afectar en gran medida su autoestima.

Sin embargo, se trata de un padecimiento que puede corregirse por medio de diversos tratamientos dependiendo de la causa, de acuerdo con Jorge Granados, médico cirujano oftalmólogo de Optivision Láser Polanco.  

En entrevista, el especialista comenta que existen diferentes tipos de estrabismo y se clasifican dependiendo el tipo de desviación y las causas que lo provocan.

Los tipos de estrabismo son convergente (cuando el ojos se desvía hacia adentro), divergente (cuando los ojos se desvían hacia afuera) y el torsional (cuando se desvían hacia todas direcciones, por ejemplo, hacia arriba a la izquierda).

Por otro lado, las causas del estrabismo pueden ser: neuromotoras, por compensación, restrictivas y por parálisis.

“Las neuromotoras son las más comunes y se producen debido a un daño en el centro de alineación de los ojos localizado en el cerebro; este daño suele estar provocado por factores genéticos”, explica.

Por su parte, el estrabismo por compensación ocurre cuando una persona tiene grados elevados de hipermetropía, pues, cuando esto pasa, el ojo desarrolla estrabismo para tratar de compensar la falta de visión.

El estrabismo restrictivo suele ser provocado por algún accidente (golpe en la cabeza) en el que se dañan los nervios y músculos que controlan el movimiento de los ojos.

Por último, el estrabismo por parálisis puede ser resultado de una complicación por diabetes o de una parálisis facial por algún cambio brusco de temperatura.

“Los tratamientos para corregir el estrabismo dependen de la causa. El estrabismo por daño neuromotor suele corregirse con cirugía y tiene buenos resultados cuando se practica a edades tempranas”, asegura Granados.

El estrabismo por compensación no requiere cirugía pues se corrige de manera automática cuando la persona utiliza anteojos con la graduación correcta. En los casos provocados por accidentes también se puede recurrir a la cirugía para reparar el músculo dañado.

Por último, el especialista señala que el estrabismo por degeneración, el segundo más común, se trata por medio de antiinflamatorios y en la mayoría de los casos desaparece en un cierto periodo de tiempo.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS