Especial

El dolor esquelético que padece Morgan Freeman

Suele presentarse con mayor frecuencia en mujeres de entre 20 y 60 años
Rocío Mundo | El Universal
20 Noviembre, 2017 | 08:00 hrs.

El actor y director estadounidense Morgan Freeman padece fibromialgia, una enfermedad crónica caracterizada por dolor generalizado en músculos y esqueleto, desde hace nueve años tras sufrir un accidente.

En entrevista con Daily Beast, Freeman, de 80 años, reveló que la única salida que hasta el momento ha encontrado para reducir el malestar ocasionado por esta enfermedad es mediante el consumo de marihuana. “La tomo, fumo y aspiro”, afirmó el intérprete.

De acuerdo con Javier Merayo Chalico, reumatólogo en el Hospital Ángeles Lomas, la fibromialgia es un trastorno crónico que causa dolores musculares, esqueléticos y fatiga, debido a que los receptores del dolor están regulados de una manera distinta.

A diferencia de otros padecimientos, como el lupus, esta enfermedad no es autoinmune. Sin embargo, se desconocen las causas específicas que la propician.

Señala que existen factores de riesgo que facilitan su aparición, como personalidades aprehensivas o personas con antecedentes de crisis de ansiedad o trastornos depresivos.

Aparte del dolor crónico, que suele ser más frecuente en cuello, cadera, codos y espalda baja, la fibromialgia puede manifestarse con migrañas, colon irritable, gastritis, dispareunia —dolor al tener relaciones sexuales— y ojos y boca secos. Además de problemas para dormir.

Esta enfermedad suele presentarse con mayor frecuencia en personas del sexo femenino de entre 20 y 60 años.

Explica que debido a un mal diagnóstico y a la similitud de los síntomas con otros padecimientos, la fibromialgia puede confundirse con hipertiroidismo —exceso en la producción de hormonas tiroideas— o artritis reumatoide.

Merayo Chalico señala que este padecimiento no es curable; sin embargo, puede ser tan controlable que incluso pasen los años y no se requiera tratamiento.

“Es muy compleja porque tiene mucha parte psicosocial. Tú puedes hacer muy bien tu parte como médico, pero si el detonante de la paciente son las presiones en el trabajo hasta que eso no se arregle, el dolor crónico no se va a quitar”, dice el especialista.

Al ser un dolor ocasionado por una alteración en los receptores del dolor, el tratamiento de la fibromialgia se basa en la administración de medicamentos antidepresivos, debido a la función que estos tienen de regular a los receptores.

Además de la terapia farmacológica, es importante que las personas afectadas con fibromialgia practiquen actividades físicas, como natación, Tai Chi y yoga.

En relación con la alimentación se recomienda consumir alimentos ricos en fibra y bajos en grasa.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS