El 75% de las pacientes llegan a los hospitales en etapas avanzadas. (Foto: Especial)

El cáncer que no se puede diagnosticar a tiempo

Su gravedad aumenta debido a que no se presentan síntomas específicos que ayuden a diagnosticarlo de manera oportuna
Lucero Méndez | El Universal
19 Marzo, 2018 | 12:00 hrs.

En México, el cáncer de ovario se encuentra en el tercer lugar de incidencia entre los cánceres ginecológicos, con dos mil 500 casos nuevos al año, de acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología (Incan). Su gravedad aumenta debido a que no se presentan síntomas específicos que ayuden a diagnosticarlo de manera oportuna.

Por eso, el 75% de las pacientes llegan a los hospitales en etapas avanzadas, advierte la Sociedad Mexicana de Oncología, situación que lo convierte en uno de los cánceres con más índice de mortalidad.

“Los síntomas son muy vagos e inespecíficos: pueden ser dolor abdominal, diarrea o estreñimiento y se pueden confundir con cualquier cosa como colitis, gastritis o infección en las vías urinarias, por eso es que no hay un síntoma exacto en el cáncer de ovario”, explica el doctor Raúl Guzmán Trigueros, responsable del  área oncológica en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca (HRAEI), institución que, pese a su reciente apertura (2012), cuenta con la tecnología y la acreditación para tratar este tipo de cáncer y otros tumores.

“Actualmente, no existe un estándar para detectar este padecimiento, como el papanicolaou en el cáncer cervicouterino, la mastrografía en el de mama, o el  antígeno prostático para la próstata (en el caso de los hombres), que son estudios avalados para la detección en fase temprana, antes de que se manifieste”, señala Guzmán.

upn_blog_sal_autoexamen-mamas_03-may.jpg

Posibles detonantes
Entre los factores de riesgo que avisan si tienes esta enfermedad destacan: genética familiar, infertilidad, uso de anticonceptivos orales, consumo de fármacos que estimulen la ovulación, obesidad, llevar una dieta rica en grasas y tabaquismo. Suele presentarse durante la juventud y en la postmenopausia.

En nuestro país, la mayoría de los casos diagnosticados ocurren entre los 40 y 59 años de edad; no obstante, recientemente se ha detectado en mujeres de 30 años.

Ante este panorama, y en un esfuerzo por atender y prevenir este padecimiento, la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLCC), en conjunto con el
HRAEI, hacen un llamado a las mujeres para que se realicen constantes revisiones médicas, como la ecografía transvaginal, tomografía abdominopélvica y estudios clínicos por lo menos una vez al año.

“Es de vital importancia cambiar el patrón de la detección tardía. Invitamos a las mujeres a determinar pautas de seguimiento respecto a estas enfermedades, también las alentamos a conocer su cuerpo para estar alerta sobre síntomas de inflamación, con diagnóstico de colitis crónica, dolor de pelvis o en el abdomen, sensación de plenitud incluso después de comer, querer orinar frecuentemente; así como acudir al médico a realizarse estudios anualmente”, resalta Mayra Galindo Leal, directora de la AMLCC. Galindo también recalca que el Seguro Popular cubre este padecimiento e insta a las personas que no cuentan con él a darse de alta, pues es un proceso gratuito.

“El cáncer de ovario es de los de mayor letalidad debido a su sintomatología inespecífica y a que no hay un método de detección adecuado, por eso, su diagnóstico ocurre en etapas avanzadas”, subraya Guzmán Trigueros.

A su vez, Gustavo Acosta, director de Planeación, Enseñanza e Investigación del HRAEI, enfatiza que la detección no sólo recae en pacientes, también en la capacitación de médicos generales y el vínculo entre primeros niveles de atención y hospitales de especialidad. 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS