La molécula 2-nonemal es la encargada de producir el hedor. (Foto: Especial)

El aroma a “viejo” inicia a partir de los 30 años

Las personas de aproximadamente 70 años no perciben su propio olor
Saraí Domínguez |El Universal
17 Mayo, 2019 | 16:43 hrs.

El aroma a viejo se debe a que el olor de la piel envejece, por lo que es obvio que tiene que cambiar. Esta esencia no tiene nada que ver con la transpiración corporal ni con suciedad.

Cuando la piel envejece se oxida y sale de ella el 2-nonemal, una molécula que huele mal, explica José María Antón, químico e integrante del Ministerio de Ciencia.

El experto asegura que el mal olor no se relaciona con la sudoración de la persona mayor, pues el mal aroma es relacionado con los ácidos grasos o lípidos, los cuales no son solubles en agua, lo que hace que el hedor sea complejo de quitar.

A partir de los 30 a los 40 años los cambios hormonales de la madurez hacen un aumento en la producción de lípidos, además la capacidad de antioxidante que cada uno tiene va disminuyendo. Menciona el experto que es de ahí lo que muchos digan que los ancianos tienen una fragancia fuerte.

Como los antioxidantes cada vez están menos presente mientras pasa el tiempo la peroxidación aumenta exponencialmente generando más 2-nonenal y haciendo que el cuerpo cada vez huela más feo. Según el periódico El País es el olor que se nota en los asilos.

Es algo que con el tiempo se vuelve imperceptible para la persona, ya que conforme avanza el tiempo se va perdiendo la capacidad del olfato, a tal grado que personas de 70 años son casi tan inmunes al mal olor como un niño pequeño.

Esto pasa porque se da una pérdida de fibras olfativas y la muerte de las neuronas encargadas de procesar las fragancias.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS