Por eso es recomendable dormir entre siete o ocho horas. (Foto: Especial)

Dormir poco aumenta el riesgo de tener enfermedades del corazón

Un sueño corto y malo hace que consumas más cafeína y alcohol
Redacción | El Universal
12 Febrero, 2019 | 17:00 hrs.

Expertos encontraron que la falta sueño por la noche aumenta el riesgo de acumulación de colesterol y otras sustancias en las arterias, aterosclerosis, según el estudio de PESA CNIC- Santander, publicado en el Journal of American College of Cardiology (JACC).

Valentín Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y editor en jefe de JACC, dice que “la Medicina se encuentra en un momento fascinante. Hasta ahora hemos tratado de entender las enfermedades cardiovasculares pero, gracias a estudios como éste, comenzamos a comprender la salud”.

En la actualización de la investigación, el equipo utilizó ultrasonidos coronarios y TC para seguir la salud arterial de más de 3 mil españoles, quienes tenían alrededor de 46 años, no tenían enfermedad cardiaca a inicios del estudio.

Dio como resultado que aquellos que dormían menos de seis horas tienen un 27 por ciento más probabilidad de tener aterosclerosis en el cuerpo entero que aquellos que duermen entre siete u ocho horas.

“Hay dos cosas que hacemos todos los días: comer y dormir. Desde hace años conocemos la relación entre una buena nutrición y la salud cardiovascular; sin embargo, no tenemos tanta información acerca de la relación entre el sueño y la salud cardiovascular”, afirma el autor principal del estudio, José M. Ordovás, investigador del CNIC y director de Nutrición y Genómica en el Centro de Investigación de Nutrición sobre el Envejecimiento Jean Mayer Human-USDA en la Universidad de Tufts.

Los participantes con un sueño de mala calidad, que se despertaban con regularidad o tenían dificultades para conciliar el sueño, también tenían un 34 por ciento más de probabilidades de sufrir aterosclerosis en comparación con los que tenían un sueño de buena calidad.

Aquellos que tienen un sueño de duración corta y mala calidad tienden a consumir niveles más altos de café y alcohol, de acuerdo con Ordovás.

Según la doctora Eugenia Gianos, directora de salud cardiaca de las mujeres en el Hospital Lenox Hill, Nueva York, "dirigirse a los hábitos de sueño por fin se reconoce en el mundo médico como un factor importante para mejorar la enfermedad cardiaca", pues la doctora cree que las conductas de horas de una persona despierta puede explicar la conexión entre el sueño y el corazón.

Mientras que el doctor Thomas Kilkenny, director de Medicina del sueño en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en Nueva York, cree que el estudio "abre una puerta a investigaciones futuras para que con algo de suerte demuestren la causalidad entre un sueño de mala calidad y la generación de la enfermedad de la aterosclerosis".

QUÉ DICEN LOS USUARIOS