Especial

¿Dónde deberías tirar los medicamentos caducados?

Desecharlos incorrectamente puede afectar el medio ambiente o la salud de las personas
Rocío Mundo | El Universal
02 Febrero, 2018 | 12:00 hrs.

Cuando un antibiótico, ungüento o cualquier otro medicamento caduca en la farmacia es normal que se mande destruir. Pero, ¿qué sucede con las medicinas que tienes en casa y que, debido a su vencimiento ya no puedes consumir?

Desecharlos incorrectamente puede afectar el medio ambiente o la salud de las personas si son recolectados para su venta, a un precio más bajo, en el mercado negro.

Para evitarlo, en 2008, se creó el Sistema Nacional de Gestión de Residuos de Envases y Medicamentos A.C. (Singrem), una iniciativa de la industria farmaceútica que recoge los medicamentos caducados mediante contenedores instalados en 27 estados del país.

Estos contenedores, que en total son 5 mil 117 desde su creación hasta ahora, son colocados a las afueras de tiendas de autoservicio, farmacias y hospitales adheridos al plan de manejo de Singrem. Y están diseñados específicamente para garantizar que tanto los medicamentos como sus envases no lleguen al mercado ilegal.

Así, una vez que son recolectados y pesados, esos medicamentos son llevados a empresas de destrucción, aprobadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para que finalmente sean incinerados.

Una pequeña parte de esos medicamentos, aproximadamente el 7%, es utilizada para saber cómo es su comportamiento dentro del mercado mexicano, si se adquirieron en hospitales públicos o se compraron en farmacias de iniciativa privada.

Se sabe hasta ahora, de acuerdo con datos de la asociación civil, que el 42% de los productos recolectados son entregados en el sector salud y el 58% restante han sido adquiridos en instancias particulares. Mientras que el 36% son fármacos de origen genérico y el 64% de patente. La mayoría de ellos son analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos.

A lo largo del 2017, Singrem recogió 612 mil 972 toneladas de medicinas caducadas. De éstas, 35 toneladas fueron entregadas por las autoridades, pues provenían de donaciones, ya no aptas para su consumo, hechas a consecuencia de los terremotos acaecidos en el país, aseguró el director general de la asociación José Antonio Aedo Soto.

La iniciativa, que logró su expansión en 2010, ha recolectado desde el inicio de sus operaciones 2 millones 412 mil 098 toneladas de medicamentos. Pese a esto, Aedo Soto considera que hace falta concientizar aún más a las personas y, aclara que no se reciben materiales punzocortantes y residuos biológicos, como pañales.

“Singrem ha demostrado a través de sus asociados la responsabilidad que tienen para hacerse cargo de estos residuos y evitar el daño a la salud y al medio ambiente”.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS