El estudio planteó la posibilidad de utilizar el conocimiento del microbioma intestinal para el desarrollo de alimentos más saludables y nutritivos. (Foto: Especial)

Descubren bacterias que pueden hacer más saludable a la comida procesada

Las bacterias Collinsella intestinalis descomponen la sustancia fructoselina encontrada en alimentos procesados
Redacción | El Universal
11 Octubre, 2019 | 16:22 hrs.

Científicos en Estados Unidos descubrieron una cepa de bacterias intestinales que descompone a las sustancias químicas potencialmente dañinas de los alimentos procesados en subproductos inofensivos.

Se trata de las bacterias Collinsella intestinalis que descomponen la sustancia fructoselina, comúnmente encontrada en alimentos procesados, en componentes que son inofensivos, según demostró un estudio publicado en Cell Host & Microbe.

La fructoselina pertenece a una clase de productos químicos que se forman durante el procesamiento de alimentos. Algunos de ellos se han relacionado con efectos nocivos para la salud, como el desarrollo de diabetes y aterosclerosis.

El estudio, realizado por la Universidad de Washington en St. Louis, planteó la posibilidad de utilizar dicho conocimiento del microbioma intestinal para el desarrollo de alimentos más saludables y nutritivos.

“Este estudio nos da una visión más profunda de cómo los microbios intestinales metabolizan los componentes de nuestras dietas modernas, incluida la descomposición de los componentes que pueden ser poco saludable”, dijo el líder de la investigación Jeffrey Gordon.

Para lograrlo, los investigadores analizaron ratones criados en condiciones estériles, a partir de colecciones conocidas de microbios intestinales humanos y alimentados con productos procesados.

Cuando los ratones que albergaban Collinsella intestinalis en su microbiota intestinal fueron alimentados con altas cantidades de fructoselina mostraron un aumento en la abundancia de esta bacteria.

De igual manera, tuvieron un aumento en la capacidad de las comunidades microbianas intestinales para descomponer la fructoselina en subproductos inofensivos.

“Esta cepa bacteriana prospera en estas circunstancias. Y a medida que aumenta en abundancia, la fructoselina se metaboliza de manera más eficiente”, señaló Gordon en un comunicado.

Finalmente, los investigadores dijeron que se requieren estudios futuros antes de que se puedan identificar y aprovechar las capacidades específicas de los microbios para limpiar el conjunto de productos químicos potencialmente nocivos para la salud.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS