Con el uso del aditamento es factible determinar las características macroscópicas del tejido. (Foto: IMSS/DGCS)

Desarrollan aditamento para el control de calidad de córneas donadas

Anteriormente, sólo se podían observar a través de un pequeño recipiente de vidrio
Redacción | El Universal
05 Julio, 2019 | 17:40 hrs.

Científicos de la Facultad de Medicina de la UNAM crearon un aditamento oftalmológico que permitirá mejorar de forma económica, rápida y objetiva el control de calidad de las córneas donadas para trasplantes.

Este dispositivo consiste en el soporte de un anillo contenedor y un espejo o prisma de 45 grados, que permite ver la córnea en toda su extensión y evaluarla capa por capa, informó la institución en un comunicado

“El reto es tener un control no sólo de la superficie del tejido, sino hasta de la minuciosidad con que fue recortado o extraído del donante, para contribuir a que sea el mejor y que su trasplante sea un éxito”, explicó José Jorge García Loya, del Departamento de Cirugía.

El dispositivo brinda el beneficio de ver en forma física pequeños detalles en la córnea, que son cruciales para que el paciente recupere la visión. Anteriormente, sólo se podían observar a través de un pequeño recipiente de vidrio, pues un vez extraído el tejido no se puede manipular.

La córnea se revisa bajo una lámpara de hendidura con 40 aumentos, debido a que el aditamento así lo posibilita. Se deposita al fondo del contenedor, desde ahí se proyecta su imagen con ayuda del prima hacia la lámpara de hendidura, donde se ilumina, enfoca y se ven los detalles.

Este sencillo principio posibilita la revisión como si el tejido aún formara parte de un cuerpo; sin embargo, debe procurarse de acuerdo con un protocolo de selección del potencial donante.

Además de saber quién fue el donador y sus condiciones, o cuál fue la causa de su muerte, se debe considerar cómo fue la colocación del tejido en el medio de preservación y la temperatura a la que se mantiene, entre otros aspectos.

Los creadores agregaron con el uso del aditamento es factible determinar las características macroscópicas del tejido: que tenga un buen rodete, que haya sido cortado de manera uniforme o que no haya estrías en sus capas.

Desde ese momento, antes de su revisión en un microscopio especular se puede asegurar que la córnea sirva para ser trasplantada.

Este aparato también cuenta con un bastidor, que mide alrededor de 13 centímetros y está hecho de aluminio pero también podría fabricarse de plástico, y una canaleta de acoplamiento. El prisma posee ciertas características de pulimento, se puede adquirir de manera comercial.

Si bien no hay un costo calculado para su fabricación a gran escala, los científicos aseguran que sería accesible. La patente nacional e internacional del aparato está en proceso.

cornea.jpg

QUÉ DICEN LOS USUARIOS