Especial

¿De qué murió realmente Karla Álvarez?

En ese momento se informó que su muerte había sido ocasionada por un paro cardiorrespiratorio
Redacción | El Universal
16 Noviembre, 2017 | 11:00 hrs.

Hace cuatro años, la actriz Karla Álvarez falleció en la Ciudad de México a consecuencia de una insuficiencia respiratoria aguda, relacionada con una neumonía viral, reveló el médico José Luis Haro Rodríguez en el acta de defunción.

En ese momento, sin embargo, se informó que su muerte había sido ocasionada por un paro cardiorrespiratorio derivado de la bulimia y anorexia que padecía. Estos detalles a los que tuvieron acceso varios medios de comunicación fueron difundidos por autoridades mexicanas.

Un reciente informe de la cadena de televisión estadounidense Univisión Entretenimiento señala que esta información es “imprecisa”, tras haber analizado el acta de defunción de la actriz, con fecha 16 de noviembre de 2013.

De acuerdo con Baltazar Pech Alonso, neumólogo intervencionista del Hospital Ángeles Acoxpa, la neumonía viral es una infección pulmonar causada por la presencia de un virus, como el de la influenza.

A diferencia de la neumonía bacterial, señala, el periodo de latencia del virus (tiempo en el que se desarrolla la enfermedad) puede ser desde 72 hasta 96 horas. Tiempo en el que suelen aparecer síntomas como fiebre, tos y en la mayoría de los casos dolor de cabeza. Además de escurrimiento nasal, ojos llorosos, ataque al estado general y dolor de cuerpo y articulaciones.

Explica que la principal forma de contagio es a través de la aspiración de  las “gotitas” que una persona enferma arroja al estornudar o toser.

Algunas de las consecuencias que puede llegar a desencadenar una neumonía viral mal tratada es que la capacidad de los pulmones para cambiar oxígeno por dióxido de carbono disminuya, obtener una infección bacteriana, la cual complicaría la salud de la persona, e insuficiencia respiratoria.

“Cuando la infección es muy grave y  el agente es muy agresivo puedes tener insuficiencia respiratorio en las siguientes 48 a 72 horas en las que empezaron a aparecer síntomas. Por eso el tratamiento se debe de dar en las próximas 48 horas”, señala.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS