Este padecimiento tiene una alta tasa de mortalidad. (Foto: Especial)

¿De qué murió “La Tucita”?

Su primera aparición la realizó en la cinta "Los tres huastecos" tras ganar un concurso
Redacción | El Universal
04 Marzo, 2019 | 09:00 hrs.

Maria Eugenia Llamas pasó a la historia de la Época de Oro del cine mexicano gracias a su entrañable interpretación de “La Tucita”, una niña tierna y parlanchina que cautivo a las pantallas de aquella época debido a su increíble carisma.

Su primera aparición la realizó en la cinta Los tres huastecos tras ganar un concurso para salir en la película donde compartió créditos con Pedro Infante. La actriz falleció a los 70 años debido a un paro cardiorespiratorio, de acuerdo con información de El Universal

El paro cardiorespiratorio ocurre debido a que el corazón se detiene por completo, es decir, la función cardiaca se pierde de manera inesperada. Cuando esto ocurre también existe una pérdida de consciencia de de la función respiratoria.

A diferencia del infarto, que se ocasiona por una obstrucción del flujo sanguíneo en el corazón, el paro ocurre como resultado de una alteración eléctrica en el músculo cardiaco, de acuerdo con información de la Sociedad Española de Cardiología.

Este padecimiento es uno de los que tienen mayor mortalidad, ya que muy pocas de las personas que lo sufren logran sobrevivir.  Se sabe que se presentan en mayor medida en hombres.

Existen dos recursos que se han desarrollado con el tiempo para tratar de evitar la muerte de quienes sufren un paro, estos son: la reanimación cardiopulmonar y la desfibrilación, al primero se le conoce como soporte vital básico y al otro como soporte vital cardíaco avanzado.

La reanimación, mejor conocida como RCP consiste en proporcionar ventilación boca a boca y dar masaje cardiaco mientras llega la ayuda de emergencia. Lo siguiente consiste en utilizar un desfibrilador que genere descargas eléctricas con la intención de reanimar el músculo.

Las posibilidades de supervivencia del paciente dependen en gran medida de la inmediatez con la que se den los primeros auxilios.

El apodo de “La Tucita” surgió de la mente del cineasta Ismael Rodríguez y por siempre fue recordada con ese nombre.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS