La pleuresía suele ser consecuencia de cierto tipo de infecciones. (Foto: Especial)

¿De qué murió Josefa Ortíz de Domínguez?

Sus restos se encuentran en Querétaro y ostenta el título de Benemérita de la Patria
Darinka Gómez | El Universal
11 Marzo, 2019 | 09:00 hrs.

Josefa Ortiz de Domínguez, mejor conocida como La Corregidora, es una de las pocas figuras femeninas representativas de la guerra de Independencia.

Ortiz murió el 2 de marzo de 1829, a causa de una pleuresía, de acuerdo con información de la Universidad de Guadalajara.

De acuerdo con el médico Eduardo Jericó Rodríguez, especialista en enfermedades respiratorias de Doctoralia, “la pleuresía o pleuritis es una inflamación de la pleura, las cual es una pequeña capa que que recubre a los pulmones”.

Según explica el especialista, hay muchas causas por las que esta capa puede llegar a  inflamarse. La principal es como consecuencia de infecciones causadas por estreptococos o estafilococos.

La segunda causa más común es como reacción secundaria a alguna enfermedad y por último, como efecto adverso de ciertos tipos de cáncer.

La pleuritis puede considerarse como una enfermedad silenciosa debido a que muchas veces los síntomas pasan desapercibidos. Puede presentarse un poco de dolor en el pecho o tórax que provoca una sensación de “piquetes”.

Otros síntomas pueden ser fiebre o dificultad para respirar, este último síntoma como consecuencia de la entrada de líquido en los pulmones, algo que ocurre cuando se presenta una complicación de la enfermedad conocida como derrame pleural.

El tratamiento se lleva a cabo con analgesicos para disminuir la inflamacion. Si es como consecuencia de otra enfermedad lo importante es tratar la causa principal.

Cuando ya existe líquido en los pulmones esta debe tratarse con una punción en la zona endopleural para drenar el líquido. Aunque ahora tienen buen pronóstico en la época de la independencia podía llegar a ser mortal pues no se diagnosticaba a tiempo.

Josefa Ortíz de Domínguez es reconocida por haber alertado a Ignacio Allende de que las intenciones de Miguel Hidalgo de levantarse en armas habían sido descubiertas y que se dirigían a apresarlo.

Sus restos se sepultaron en el convento de Santa Catalina de Siena y años después fueron trasladados a Querétaro, donde recibió el reconocimiento de Benemérita de la Patria.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS