Un efecto secundario en dosis elevadas puede ser dejar de respirar. (Foto: Especial)

¿De qué murió Heath Ledger?

las personas que las toman pueden aumentar las dosis sin consultar a su médico
Darinka Gómez | El Universal
21 Enero, 2018 | 08:00 hrs.

Heath Ledger será recordado por siempre como uno de los mejores jockers en la historia del cine por su actuación en la cinta Batman: el caballero de la noche; sin embargo, el actor no pudo ser testigo de los éxitos derivados de trabajo debido a que falleció de manera prematura, a la edad de 28 años.

Su muerte se debió a una sobredosis de pastillas para dormir y debido a que no se encontró una nota suicida que indicará una muerte intencional, las investigaciones concluyeron que se trató de una muerte accidental, de acuerdo con información de El Universal.

Tal como señala otra nota del mismo medio, según declaraciones del padre del artista, la autopsia reveló que la sobredosis ocurrió debido a un cóctel de pastillas que incluía oxicodona, hidrocodona, diazepam y doxilamina.

En entrevista, Enrique Palacios Ibarra, médico general, explica que existen diversos factores que pudieron haber influido en el fatal desenlace del actor. Además de que la combinación de todos estos fármacos “son bombas de tiempo en cualquier persona” hay otras situaciones que pudieron contribuir a su muerte.  

“Es muy probable, por lo que dijeron los medios, que Ledger estuviera atravesando un proceso de depresión y de problemas para dormir, en estos casos los médicos especialistas suelen recetar medicamentos como el diazepam que administrado de forma adecuada da buenos resultados”.

El problema en estos casos, según explica el especialista, es que el cuerpo puede comenzar a generar tolerancia al medicamento y cuando deja de funcionar de manera tan efectiva, las personas suelen aumentar las dosis por su cuenta sin consultar a su médico.

Por otro lado, la personas de la farándula también suelen tener acceso a otro tipo de medicamentos peligrosos que generalmente los médicos no recetan y que se deben manejar con mucha precaución, según explica Ibarra.

Ya sea el diazepam o algín otro analgésico potente, uno de los efectos que suelen tener este tipo de fármacos es que suprimen el sistema respiratorio por lo que en dosis elevadas pueden provocar que la persona deje de respirar.

Estos son los usos que se les da a los medicamentos que se encontraban en la sangre de Ledger al momento de su muerte y algunas de sus contraindicaciones, de acuerdo con información de Medline Plus.

Oxicodona: la oxicodona se usa para aliviar el dolor de de moderado a fuerte. Se advierte sólo tomar la dosis recetada, nunca aumentarla sin indicación médica, ya que puede generar adicción.

Hidrocodona: la hidrocodona también se usa para aliviar dolores fuertes aunque únicamente cuando se necesita que el efecto sea por un tiempo prolongado y cuando la persona no pueda recibir tratamiento con otros medicamentos. No se recomienda en personas que hayan padecido depresión o algún otro problema mental ya que aumenta el riesgo de adicción a esta pastilla.  

Diazepam: se utiliza para aliviar la ansiedad, los espasmos musculares, las crisis convulsivas y en algunos casos para controlar la agitación causada por la abstinencia de alcohol.

Doxilamina: su uso principal es como complemento en tratamientos de resfriado o para tratar alergias aunque también se usa en el tratamiento de corto plazo del insomnio, máximo dos semanas.

Para el consumo de todos los medicamentos mencionados anteriormente se advierte que pueden ocasionar problemas respiratorios graves o inducir al coma si se mezclan con algunos otros fármacos.

También, en todos los casos, se advierte que estos no deben ser ingeridos en compañía del consumo del alcohol u otras drogas ilícitas.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS