Sólo el 50% de las embolias pulmonares se diagnostican a tiempo. (Foto: Especial)

¿De qué murió Frida Kahlo?

Durante toda su vida fue sometida a un sinnúmero de operaciones
Redacción | El Universal
13 Julio, 2018 | 12:00 hrs.

El 13 de julio de 1954 murió Frida Kahlo, tras una vida de enfermedades y sufrimientos ocasionados por fuertes dolores físicos. Dichos dolores eran consecuencia de una poliomielitis en la infancia y un terrible accidente de autobús que sufrió en su adolescencia.

El accidente le provocó múltiples fracturas “su columna vertebral quedó fracturada en tres partes, sufrió fracturas en dos costillas, en la clavícula y tres en el hueso púbico. Su pierna derecha se fracturó en once partes, su pie derecho se dislocó y un pasamanos la atravesó desde la cadera izquierda hasta salir por la vagina”, de acuerdo a un artículo del periódico La Vanguardia.

Durante toda su vida fue sometida a un sinnúmero de operaciones y se vio obligada a permanecer en cama durante largos periodos, ese tiempo fue que nació su amor por la pintura, actividad que la distraía de su dolor.

Un año antes de su muerte su salud se deterioró drásticamente, sufrió la amputación de su pierna debido a una infección de gangrena, lo que a su vez le provocó una gran depresión seguida de varios intentos de suicidio. Finalmente la pintora murió a los 47 años de edad, la causa oficial de la muerte fue  “embolia pulmonar”, según señala el diario El Universal.

La embolia pulmonar es un bloqueo súbito de una arteria pulmonar causado principalmente  por un coágulo que se desprende de la pierna y viaja por el torrente sanguíneo hasta el pulmón, a esta condición se le conoce como trombosis venosa profunda, de acuerdo con un estudio de la Clínica Las Condes en Chile.

Sólo el 50% de las embolias pulmonares se diagnostican a tiempo por lo que es la causa más frecuente de muerte postoperatoria aunque puede ser fácilmente prevenida si se favorece la movilidad del paciente tras la cirugía; la movilidad de las piernas favorece que la circulación sanguínea se restablezca.

Algunos síntomas de la embolia pueden ser falta de aire, dolor torácico o tos con sangre, por su parte, los síntomas de un coágulo de una trombosis incluyen calor, inflamación, dolor, sensibilidad y enrojecimiento de la pierna, aunque solo 25% de los pacientes presentan signos de trombosis antes de la embolia.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS