Especial

¿Cuánto es un sangrado excesivo en tu periodo?

Este es uno de los principales motivos de consulta de los ginecólogos
Redacción | GDA
22 Noviembre, 2017 | 08:00 hrs.

Si para muchas mujeres la menstruación es un padecimiento –por los síntomas y dolencias que la rodean–, este periodo puede ser aún más traumático debido al sangrado abundante que interfiere en la actividad física, emocional o social, y que sencillamente empeora la calidad de vida.

Esto puede ocurrir independientemente de que se acompañe de otros síntomas, pero es uno de los principales motivos de consulta de los ginecólogos. Tanto que en Estados Unidos puede llegar a ser la tercera parte de la atención que ofrecen los ginecólogos.

Ricardo Martin, jefe del departamento de ginecología, obstetricia y reproducción humana de la Fundación Santa Fe, advierte que entre quienes asisten a consulta por esta causa, seis de cada 10 tienen algún tipo de anemia, y menos de la mitad son tratadas de manera adecuada.

De acuerdo con los estándares de calidad del Instituto de Excelencia en Salud y Cuidado del Reino Unido (Nice), este síntoma debe abordarse con un protocolo específico, basado en las causas y en las características de cada paciente, con lo que se evitan las fórmulas y tratamientos genéricos. En otras palabras, es una situación que merece atención urgente e individual.

¿Pero cuándo se considera abundante? Según los especialistas, se considera que sobrepasa el promedio cuando una mujer sangra más de 80 mililitros en un ciclo menstrual que dura más de siete días. Aunque para cada mujer es muy difícil medir esta cantidad.

Empapar las toallas o los tampones al punto de que hay que cambiarlos con frecuencia o levantarse en la noche a hacerlo por la incomodidad son señales. Lo cierto es que existen variaciones en la cantidad de sangrado menstrual en la misma paciente en el curso de su vida reproductiva.

Es bien conocido que con la edad las pacientes aumentan su sangrado y específicamente entre los 40 y 50 años, un 55% de ellas van a sangrar más de los 80 mililitros. Es por ello que la definición del sangrado incluye el impacto en calidad de vida y se hace más real e importante especialmente en esta etapa de la mujer, señala Martin.

Las altas cantidades de sangrado traen como consecuencia una deficiencia importante de hierro y muchas veces una anemia incontrolable, cuando se presenta la disminución anormal del número o tamaño de los glóbulos rojos. Pero como esta condición no se asocia a mortalidad significativa, tanto las mujeres como los médicos subvaloran su importancia.

De hecho, ellas prefieren consultar a sus amigas o familiares acerca de la cantidad menstrual “normal” para tener una referencia antes que a los médicos.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS