Especial

¿Cuando caminas sientes que necesitas aire?

Algunos factores de riesgo son padecer obesidad, diabetes y, enfermedades congénitas del corazón
Rocío Mundo | El Universal
09 Noviembre, 2017 | 17:00 hrs.

¿Cuando caminas sientes que te hace falta aire? ¿Tienes hinchazón en ambas piernas y cansancio que imposibilita realizar tus actividades diarias? Estos síntomas son característicos de insuficiencia cardíaca, una enfermedad en la que el corazón no bombea suficiente sangre hacia los tejidos.

De acuerdo con Adolfo Chávez Mendoza, presidente de la Alianza por un Corazón Saludable y cardiólogo del hospital Kerd Cardiología, la insuficiencia cardíaca es una enfermedad grave y discapacitante, en la que más del 50% de los pacientes fallecen en cinco años si no se les proporciona atención oportuna.

Señala que algunos factores de riesgo que predisponen la aparición de este padecimiento son obesidad, diabetes, enfermedades congénitas del corazón, hipertensión arterial, antecedente de infarto al miocardio y consumo de sustancias ilícitas.

Otro factor importante, explica, es el nivel socioeconómico, debido a que una cuarta parte total de las muertes por enfermedad cardiovascular se presenta en países en vías de desarrollo.

“La cuestión socioeconómica tiene mucha trascendencia en el desarrollo, la atención y el cuidado de los factores de riesgo específicos de las poblaciones latinoamericanas”.

La insuficiencia cardíaca se presenta, en promedio, a los 62 años de edad, afectando principalmente a los hombres, debido a que carecen de la producción de estrógenos, hormona sexual femenina.

En la mujer, sin embargo, la posibilidad de infarto se iguala después de la menopausia, ya que la producción de la hormona sexual femenina se detiene.

Parte de los síntomas de la insuficiencia cardíaca son respiración rápida y difícil, ritmo cardíaco acelerado, inflamación del hígado y abdomen, venas del cuello que sobresalen e hinchazón en las piernas.

En la mayoría de los casos esta enfermedad es crónica, aunque puede presentarse repentinamente.

Este padecimiento ocupa el segundo lugar en costo financiero total para el sistema de salud del país, con 35 mil millones de pesos al año.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS