Dos personas con la misma enfermedad no pueden estar juntos en un lugar cerrado. (Foto: Especial)

¿Cuál es la enfermedad que padecen los personajes de “A dos metros de ti”?

Las bacterias pueden ser idénticas, sin embargo, la agresividad y la resistencia es diferente en cada paciente
Saraí Domínguez |El Universal
22 Marzo, 2019 | 17:30 hrs.

La película A dos metros de ti está basada en el libro homónimo de Rachael Lippincott, en la cual muestra a una extrovertida pero controladora chica de 17 años, Stella Grant, protagonizada por Haley Lu, la cual padece de fibrosis quística, por lo que ha pasado la mayor parte de su vida en cuartos de hospitales.

Debido a su enfermedad tiene que mantener horarios estrictos para tomar sus medicamentos y llevar a cabo sus terapias, además de seguir al pie de la letra las reglas sobre no estar a menos de dos metros de distancia de una persona con la misma enfermedad para no correr el riesgo de agravarla.

Es así como conoce a Will Newman, protagonizado por Cole Sprouse, un chico completamente diferente a ella, pues no le importa el tratamiento, ni su salud, y que sólo quiere salir del hospital y vivir una vida. Stella hace que eso cambie y lo guía para hacer lo mejor para su cuerpo. Poco a poco se va desarrollando una historia de amor entre ellos con un problema de por medio, no pueden tocarse.

 

¿Qué es la fibrosis quística?

De acuerdo con el portal médico MediPlus, ésta es una enfermedad hereditaria, causada por algún gen defectuoso que lleva al cuerpo a producir un líquido llamado moco, el cual se acumula en las vías respiratorias de los pulmones y el páncreas, afectando principalmente a los pulmones, páncreas, hígado, los intestinos, los senos paranasales y los órganos sexuales.

Los signos y síntomas dependen de la gravedad de la enfermedad, también depende de cada persona si los estos empeoran o mejoran con el paso del tiempo. Es probable detectar la enfermedad en recién nacidos, sin embargo, en algunos casos, los síntomas no se manifiestan hasta la adolescencia o más adultos, según MayoClinic.

 

¿Por qué tienen que estar a dos metros de distancia?

Esto es porque debido a que es una enfermedad delicada, la agresividad con la que ataca a un paciente no es tan agresiva para unos como para otros, al igual que la resistencia, por lo que dos pacientes con fibrosis quística no pueden darse la mano, darse una abrazo o un beso, tocar el mismo objeto, estar en estrecha proximidad, ni tampoco en espacios cerrados.

Es por eso que con base en información de la Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, se recomienda mantener una distancia de por lo menos dos metros de distancia, evitar acciones que impliquen el contacto físico, no compartir objetos en general y no hacer viajes en el mismo auto o autobús con otras personas con fibrosis quística.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS