Las quemaduras requieren diversos tratamientos dependiendo de la gravedad, el agente etiológico y el porcentaje de quemadura. (Foto: El Universal)

¿Cuál es el tiempo de recuperación de una persona quemada?

Las quemaduras pueden derivar en consecuencias fatales para la salud
Rocío Mundo | El Universal
23 Enero, 2019 | 14:35 hrs.

Las quemaduras en la piel, a consecuencia de agua caliente o combustible, pueden requerir tratamientos específicos y procesos de recuperación muy largos.

En el caso de la explosión del ducto de gasolina en Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó un saldo de 95 muertos, los lesionados resultaron con quemaduras de segundo y tercer grado. 

Para conocer más acerca de los procesos de recuperación y el tratamiento para quemaduras habla en entrevista con El Botiquín María de Lourdes Rodríguez, presidenta de la Asociación Mexicana de Quemaduras, y las especialistas en cirugía plástica Sara Cherem y Marlene Rentería.

Estos son algunos de los aspectos más importantes que se deben conocer acerca de las quemaduras. 

1. ¿Qué grados de quemaduras existen?

Los grados de quemaduras se clasifican de acuerdo a las capas de piel que han sido afectadas. Se clasifican en quemaduras de primer grado, de segundo grado superficiales, de segundo grado profundas y de tercer grado. Algunos especialistas consideran que existen las de cuarto grado pero aún existe el debate. 

Las quemaduras de primer grado, en las que sólo se presentan daños a la capa externa de la piel (conocida como epidermis), las personas presentan enrojecimiento, sensación de ardor y poco dolor. Generalmente, son consecuencia de la exposición prolongada al sol.

Las quemaduras de segundo grado superficiales, en las que sólo se afecta la dermis papilar (situada debajo de la capa externa de la piel), se caracterizan por la presencia de ampollas en la zona afectada. Estas  requieren cuidados especiales para evitar que ésta llegue a un grado más profundo.

Por su parte, las quemaduras de segundo grado profundas son aquellas que afectan la dermis papilar y reticular (capa más profunda y gruesa de la dermis). Se caracterizan por un mayor riesgo de dejar cicatriz y mucho dolor. Éstas, sin embargo, requieren mayor atención médica.

Las quemaduras de tercer grado requieren mayor atención al ser las más graves ya que se ven afectadas todas las capas de la piel, incluso las más profundas. Para estas, las personas requieren atención médica en unidades de quemados. En estas heridas no se produce dolor debido las terminaciones nerviosas sufren daños irreparables.

Por último, las quemaduras de cuarto grado, consideradas sólo por algunos expertos, ocurren en caso de quemaduras eléctricas o por carbonización. En este caso, además de la piel, se involucran tejidos subcutáneos como la grasa y,en ocasiones, incluso músculos y huesos.

2. ¿Cuál es el el tipo de tratamiento para cada grado de quemadura?

Las quemaduras requieren diversos tratamientos dependiendo de la gravedad de la herida que se ha sufrido, el agente etiológico que la ha producido y el porcentaje piel quemada.

Las quemaduras de primer grado, de acuerdo con las especialistas, son las más fáciles de tratar debido a que al lubricar la piel e ingerir un analgésico se produce la recuperación en un lapso no mayor a seis días.

A diferencia de este tipo de heridas, las quemaduras de segundo grado superficial requieren cuidados con apósitos biológicos, como células, o no biológicos que contribuyen a una cicatrización más rápida de la piel, la cual puede ocurrir de uno hasta 15 días.

En contraste, las quemaduras de segundo grado profundas requieren de injertos de piel en las zonas afectadas. Estos injertos son pedazos de piel sana extraída de un área del cuerpo para reparar la zona afectada.

Por su parte, las quemaduras de tercer grado, requieren de injertos y colgajos de piel. Todos estos procedimientos deben realizarse en un centro de atención médica a quemados o unidades de quemados, donde se encuentra un grupo de expertos.

En este caso el tiempo de recuperación, según las especialistas, puede ser de 21 días. Sin embargo, este tiempo puede ser mayor si se inhalaron humos tóxicos pues provocan quemaduras internas. Todo dependerá de cada caso en particular.

3. Posibles complicaciones

Las complicaciones que pueden derivarse de una quemadura están asociadas a diferentes factores como el agente etiológico que produjo la herida, el porcentaje de quemaduras y el grado de profundidad de la misma.

Al respecto, Rodríguez Rodríguez señala que en las quemaduras de segundo grado profundo y tercer grado deben prevenirse infecciones locales o infecciones sistémicas, las cuales pueden llegar al torrente sanguíneo. Lo anterior puede ocasionar lesiones en órganos y, por tanto, la muerte.

4. Quemaduras con gasolina

La presidente de la Asociación Mexicana de Quemaduras explica que en el caso de quemaduras con gasolina deben considerarse la inhalación de humos tóxicos, el contacto de la gasolina con la piel y la explosión.

“Si hubo personas que tuvieron contacto con la gasolina puede considerarse como una quemadura química aunada a una quemadura por fuego (…) Si estás inhalando estos humos a una temperatura elevada puede ocasionar una lesión en las vías aéreas”.

Agrega: “Si tienes un paciente con 70% de quemaduras de tercer grado o profundo y a parte tienes una lesión por inhalación, la gravedad del paciente aumenta. Si el paciente no tiene una lesión por inhalación la gravedad de la quemadura sigue siendo crítica”.

Para determinar la profundidad de este tipo de quemaduras debe tomarse en cuenta el tiempo de exposición, “la temperatura que ocasionó el fuego” y cuánto tiempo se tuvo contacto con la sustancia, explica Rodríguez Rodríguez. Por último, exhortó a consultar las diferentes unidades de quemados, así como a los diferentes médicos agremiados, a través de la página web de la asociación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS