El sobrepeso también afectó a su corazón. (Foto: Especial)

¿Cuál es el mal cardiaco que sufrió Maradona?

Este problema hace que el corazón del futbolista no funcione adecuadamente.
Abigail Gómez |El Universal
21 Julio, 2018 | 17:00 hrs.

En el 2000, se dio a conocer que Maradona sufría una seria afección cardíaca que impedía a su corazón funcionar adecuadamente pues tan sólo 38% del órgano se encontraba sano, de acuerdo con La Nación.

"Sufre una miocardiopatía dilatada severa", dijo en conferencia de prensa el director del Instituto Sacre Coeur, Carlos Álvarez y posteriormente añadió que, si bien habían logrado recuperar gran parte de la función cardiaca con medicamentos, de los 14 músculos dañados que tenía el futbolista, uno no había podido ser restablecido.

Además del sobrepeso y la mala alimentación el corazón de Maradona sufría estas severas complicaciones debido a la combinación de droga y alcohol que solía realizar el argentino durante sus fiestas, debido a sus adicciones.

Según señaló en esa ocasión el cardiólogo, esa mezcla provoca que el hígado produzca unos metabolitos que a su vez causan la ruptura de fibras en el miocardio, por lo que dejar de consumir dichas sustancias era vital para mantener a su corazón latiendo.

De acuerdo con la Fundación Española del Corazón, la miocardiopatía dilatada se presentan cuando el miocardio se debilita y sus cavidades se dilatan. Como consecuencia disminuye la cantidad de sangre que el corazón expulsa en cada latido.

La causa más frecuente de miocardiopatía dilatada es la enfermedad coronaria (un infarto o lesiones en las arterias coronarias) aunque también como resultado del consumo de alcohol (de origen enólico), por arritmias rápidas (taquimiocardiopatía), tras el parto o después de una miocarditis. Cuando la causa es desconocida se denomina miocardiopatía dilatada idiopática.

Su principal síntoma es la Insuficiencia cardiaca, es decir, congestión pulmonar e intolerancia al esfuerzo. Ante la sospecha clínica de un paciente con síntomas de insuficiencia cardiaca se le realiza una radiografía de tórax para comprobar si existe un aumento de la silueta del corazón.   

La miocardiopatía dilatada no es una enfermedad benigna, y en general, tiene mal pronóstico. En el caso de las miocardiopatías relacionadas con el alcoholismo puede haber mejoras cuando el paciente ha dejado de beber. En algunos casos, el corazón incluso puede recuperar la normalidad.

El pronóstico también es positivo en las miocardiopatías dilatadas provocadas por arritmias rápidas si estas se consiguen controlar a tiempo. Por su parte, cuando la causa es un infarto o la obstrucción de las arterias coronarias, la apertura de estas mediante cateterismo puede mejorar la función del corazón.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS