Algún día este novedoso tratamiento podría curar la insuficiencia cardíaca debilitante. (Foto: Fundación Británica del Corazón)

Crean parche que se convierte en músculo cardiaco para personas que tuvieron un infarto

Los parches contienen hasta 50 millones de células madre humanas
Redacción | El Universal
05 Junio, 2019 | 17:48 hrs.

Los parches de corazón cultivados en laboratorio son seguros para pasar a ensayos en personas con corazones dañados después de un infarto, debido a que limitan o revierten la pérdida de la capacidad de bombeo.

Así lo aseguró un estudio financiado por la Fundación Británica del Corazón, que agregó que algún día este novedoso tratamiento podría curar la insuficiencia cardíaca debilitante.

Los parches son del tamaño de un pulgar de tejido cardíaco y contienen hasta 50 millones de células madre humanas. Dichas células están programadas para convertirse en músculo cardíaco en funcionamiento.

En el estudio, las exploraciones cardíacas mostraron que el ventrículo izquierdo se recuperaba sin desarrollar ningún ritmo cardíaco anormal después de cuatro semanas.

Es importante destacar que los parches parecían estar alimentados por los vasos sanguíneos que crecen desde el corazón del receptor”, explicó el texto.

Los parches están diseñados para soportar físicamente el músculo cardíaco dañado y ayudarlo a bombear de manera más eficiente, al tiempo que liberan sustancias químicas naturales que estimulan la reparación de las células cardíacas.

Se espera que estos se incorporen al músculo dañado y lo reparen.

Estos parches se desarrollaron en respuesta a resultados algo decepcionantes de todo el mundo cuando las células madre se inyectaron directamente en el músculo cardíaco dañado.

Sin un 'parche' fijo, las células madre se eliminan rápidamente del corazón y no pueden causar niveles significativos de reparación, señaló el artículo.

Esta tecnología crea parches que comienzan a latir espontáneamente después de tres días y comienzan a imitar el tejido del corazón maduro en un mes. Luego pueden implantarse en corazones dañados para ayudar a reparar el músculo y recuperar la función vital de bombeo del corazón.

"Un día, esperamos agregar parches cardíacos a los tratamientos que los médicos pueden ofrecer a las personas después de un ataque cardíaco”, dijo el responsable de la investigación, Richard Jabbour.

Agregó: “Podríamos recetar uno de estos parches junto con medicamentos para alguien con insuficiencia cardiaca, que puede tomar de un estante e implantar directamente. a una persona ".

QUÉ DICEN LOS USUARIOS