La innovación fue probada en un grupo de 15 pacientes durante 14 a 21 días. (Foto: Especial)

Crean parche hecho de miel que cicatriza heridas de pie diabético

El parche ayuda a mejorar las condiciones de cicatrización y a disminuir la carga bacteriana de la herida
Redacción | El Universal
16 Abril, 2019 | 16:10 hrs.

Científicos del Centro de Estudios Superiores de Tepeaca, Puebla, crearon un parche a partir de la cera de la colmena, en conjunto con una aplicación de miel virgen, que cicatriza heridas de pie diabético.

El parche puede moldearse a la medida; además de que ayuda a mejorar las condiciones de cicatrización y a disminuir la carga bacteriana de la herida.

Según información de la Agencia ID, la miel y el parche deben colocarse después de desinfectar la herida. Ambos se cubren con una tela llamada organdí.

La miel utilizada fue sometida a estudios bacteriológicos y cultivada por los científicos, luego de que un alumno de la sierra de Puebla les comentara sobre las bondades de la sustancia.

La innovación fue probada en un grupo de 15 pacientes durante 14 a 21 días, tiempo en el que las heridas de seis personas cicatrizaron en su totalidad.

La idea de curar con miel de abeja nació en dicho centro, donde un grupo de alumnos se dedicó a estudiar los problemas de salud que detona la diabetes.

Finalmente, el médico Armando Acevedo Méndez comentó que el tratamiento ha sido benéfico en pacientes a quienes les iban a amputar su pie. Asimismo, aseguró que el costo del tratamiento es menor a cien pesos por paciente.

Los gastos menores que incluyen los parches, la tela y la entrega de antibiótico corren a cargo de la Unidad Avanzada de Heridas de los Servicios Médicos de San Baltazar y la escuela.

 “Cada proceso lo tenemos registrado en expedientes clínicos. Como los resultados han sido favorables, decidimos participar en el Premio Nacional Innovación Tecnológica para la Inclusión Social INNOVATIS en la rama de salud, y de 196 trabajos quedamos en sexto lugar (2017). El galardón lo patrocinó CONACYT, CIDE, UAM y SEDESOL”, indicó Acevedo Méndez.

El producto ya cuenta con patente; sin embargo, no se tiene pensado venderlo a ningún laboratorio farmacéutico, “queremos sea accesible a la población que carece de recursos y que por ello no sigue un tratamiento”, concluyó.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS