En 2017, la FDA aprobó la terapia para pacientes con cierto tipo de cáncer hematológico. (Foto: Especial)

Crean efectivo pero muy costoso tratamiento contra el cáncer

La terapia de células T CAR brinda opciones a pacientes que no respondieron a terapias tradicionales
Redacción | El Universal
24 Septiembre, 2019 | 16:55 hrs.

Una nueva opción de tratamiento para ciertos cánceres de sangre ha demostrado tener eficacia en pacientes que no responden a terapias tradicionales, aunque su costo podría resultar demasiado elevado.

El tratamiento, llamado terapia de células T CAR, consiste en eliminar las células inmunes de la sangre para manipularlas con un virus que produce receptores de antígeno quimérico y que ataca los tumores.

Nueve días después de haber extraído las células T, éstas se vuelven a infundir en el paciente lo que, con ayuda de la quimioterapia, las alienta a multiplicarse.

Así, en una semana las células modificadas aumentan de 2 millones a 20 mil millones y comienzan a atacar el cáncer, según ha explicado la Universidad de Stanford en un comunicado.

La técnica está dando esperanza a las personas a quienes se les había dicho que se estaban quedando sin opciones”, señalan los autores en una nota de prensa.

En 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó dicha terapia para pacientes con cierto tipo de cáncer hematológico.

Los medicamentos que recibieron luz verde fueron Kymriach (tisanglenlecleucel), de la farmacéutica Novartis, y Yescarta (axicabtagene ciloleucel), de Kite Pharmaceuticals.

Ambos tratamientos tienen un costo alto. Kymriach oscila entre los 475 mil dólares para la infusión individual y Yescarta en alrededor de 373 mil dólares, según información del sitio Medical Xpress.

En la actualidad, los médicos utilizan la terapia para tratar el linfoma difuso de células B grandes y la leucemia linfoblástica aguda. Se espera tratar otras formas de cáncer incluidos los tumores sólidos.

Por el momento sólo los pacientes que no han respondido a terapias tradicionales, como quimioterapia, radioterapia y trasplantes de células madre, son candidatos a la terapia de células T CAR.

Durante la terapia los pacientes permanecen en el hospital para que puedan ser monitoreados en busca de efectos secundarios. La mayoría de estos experimentan sensaciones de una gripe fuerte o neurotoxicidad que puede afectar el funcionamiento mental.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS