Con el proceso de impedancia eléctrica se escanean los senos para medir su conductividad eléctrica. (Foto: Especial)

Crean dispositivo que detecta cáncer de mama sin radiación

Para la prueba se colocan cerca de ocho electrodos pequeños sobre la piel y se aplica una corriente eléctrica
Redacción | El Universal
01 Octubre, 2019 | 12:31 hrs.

Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales, crearon un dispositivo que ofrece una alternativa de tamizaje complementaria a la mamografía y al ultrasonido. 

El protocolo desarrollado presenta buenas capacidades diagnósticas, además es seguro, no invasivo, económico y fácil de usar, aseguró Esteban Amézquita, ingeniero físico y principal investigador del proyecto. 

De acuerdo con un artículo publicado por la UNAL, el protocolo en desarrollo permitirá hacer pruebas preventivas sin necesidad de radiación, además puede ser utilizado por pacientes hospitalizados, pacientes en consultas ambulatorias, en clínicas prenatales y en hospitales de maternidad

El mecanismo es el siguiente; con el proceso de impedancia eléctrica se escanean los senos para medir su conductividad eléctrica, pues de acuerdo con Amézquita, hay evidencias científicas que aseguran que en la mama cada tipo de tejido individual tiene un perfil de conductividad eléctrica diferente.

Por lo que dicha variación es explotada por el prototipo para desarrollar capacidades de microclasificación que permitan detectar las anormalidades que se dan en las mamas, incluyendo el cáncer.

Para la prueba, se colocan cerca de ocho electrodos pequeños sobre la piel y se aplica una corriente eléctrica muy pequeña a través del seno, que se detecta luego sobre la piel, la medición dura alrededor de 10 segundos, explicó el ingeniero.

Los resultados se reflejan en un barrido de frecuencias que van de 10 hertz (Hz) a 2 megahertz (MHz), y de acuerdo con lo que se vaya encontrando se realiza un análisis de datos en este estudio, que no es invasivo ni genera molestias.

Además aseguró que el dispositivo será más económico que los ya existentes, pues el costo aproximado es de 200 dólares y no pesará más de una libra. 

En condiciones normales están dispersas, pero en la enfermedad se conglomeran provocando una disminución de líquido extracelular y electrolitos, lo que las hace menos conductivas, por lo que aumenta la impedancia”, explica el investigador.

Por último, Amézquita resaltó que en el cáncer la impedancia (resistencia al paso de una corriente alterna) disminuye porque alrededor de la bicapa lipídica de la célula se da un cúmulo de sodio, lo que le da mayor conductividad. 


 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS