La terapia condujo no sólo a la regresión tumoral completa en un modelo de linfoma. (Foto: Especial)

Crean bacterias para tratar a los tumores cancerígenos desde su interior

Los investigadores diseñaron una cepa de bacterias capaces de crecer y multiplicarse en el núcleo necrótico de los tumores
Redacción | El Universal
09 Julio, 2019 | 17:47 hrs.

Investigadores en Estados Unidos diseñaron una cepa de bacterias no patógenas que podrían tratar a los tumores desde dentro de la células y, con ello, brindar tratamientos de inmunoterapia de manera más segura.

Podremos diseñar bacterias para cebar tumores localmente, y luego estimular el sistema inmunológico para que busque tumores y metástasis que sean demasiado pequeños para ser detectados con imágenes u otros métodos”, dijo Tal Danino.

El estudio, realizado por la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Columbia y el Centro Médico Irving de esta universidad, diseñó una cepa de bacterias capaces de crecer y multiplicarse en el núcleo necrótico de los tumores.

En estudios anteriores cuando los números de bacterias alcanzaron un umbral crítico, las bacterias no patógenas se programaron para autodestruirse, lo que permitió una liberación efectiva del tratamiento y evitó que causaran estragos en otras partes del cuerpo.

Posteriormente, una pequeña fracción de estas bacterias sobrevivió a la lisis y volvió a sembrar a la población, según informaron los investigadores en un comunicado.

Si bien este concepto de programación de bacterias fue desarrollado hace algunos años, ahora los investigadores decidieron lanzar las bacterias diseñadas en un nanocuerpo y dirigirlo a una proteína llamada CD47.

La proteína protege a las células cancerosas de células inmunes innatas y se encuentra en abundancia en la mayoría de los tumores sólidos humanos, así como en otras partes del cuerpo.

La orientación sistémica del CD47 produce una toxicidad significativa. Así que para resolver este problema se diseñaron bacterias que atacaran a la proteína que está exclusivamente dentro del tumor, lo que evita efectos secundarios del tratamiento.

Según los resultados publicado en Nature Medicine, el efecto combinado de la inflamación local inducida por bacterias dentro del tumor y el bloqueo de CD47 condujo a una mayor ingestión de las células tumorales.

También la terapia, probada en tumores de ratones, condujo no sólo a la regresión tumoral completa en un modelo de linfoma, sino también a un control significativo de lesiones tumorales distantes no inyectadas.

Por ahora, el equipo de investigación se encuentra realizando pruebas adicionales y estudios de seguridad y toxicología.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS