La enfermedad está conformada por cinco tipos de artritis. (Foto: Especial)

¿Conoces los síntomas de la artritis juvenil?

Cada año se diagnostican 20 casos nuevos de artritis idiopática juvenil
Rocío Mundo | El Universal
16 Agosto, 2018 | 08:00 hrs.

La artritis idiopática juvenil es un grupo de enfermedades autoinmunes raras que afecta principalmente a personas menores de 16 años. Su causa exacta se desconoce; sin embargo, se ha relacionada con factores genéticos y hormonales, y con la exposición ambiental a químicos.

Mario García Pompermayer, reumatólogo e inmunólogo clínico en el Hospital San José, señala que la también llamada artritis crónica juvenil se manifiesta a través de dolor que empeora con el reposo, articulaciones rígidas por la mañana y deformidad en ellas por la acumulación de líquido en su interior.

Agrega que otras manifestaciones que puede presentar la enfermedad son fiebre, lesiones en la piel e inflamación en algunos órganos, como ojo e hígado, aunque depende del tipo de artritis idiopática que se presente.

En este sentido, el especialista explica que existen cinco tipos principales de artritis. Éstas son artritis sistémica: caracterizada por episodios repetidos de fiebre, erupciones en la piel, anemia y afectaciones a órganos. “La enfermedad puede manifestarse durante varios meses o incluso años después de su inicio hasta que finalmente se hace el diagnóstico”.

Artritis oligoarticular: caracterizada por afectar menos de cinco articulaciones y por tener una mayor prevalencia en niñas. “Si se presenta antes de los siete años existen más probabilidades de que la afección a las articulaciones disminuya con el tiempo”.

Artritis poliarticular: caracterizada por presentarse en cinco o más articulaciones. “Mientras más cerca de la adolescencia se presente es más más probable que se prolongue a la vida adulta”.

Artritis con entesitis: caracterizada por inflamación en las articulaciones y en las entesis, zonas donde el tendón se inserta a los huesos.

Artritis con psoriasis: caracterizada por cambios en la piel y uñas, inflamación ojos y en dedos.

En todos los casos los síntomas, así como los hallazgos físicos, la historia personal y los estudios de laboratorio son importantes para lograr un diagnóstico adecuado pues en ocasiones la enfermedad suele confundirse con infecciones, cáncer o trastornos óseos.

García Pompermayer destaca que cada año se diagnostican 20 casos nuevos de artritis idiopática juvenil por cada 100 mil niños menores de 16 años de edad. Sin embargo, de acuerdo con el documento Tratamiento farmacológico de la artritis idiopática juvenil, del Consejo de Salubridad General (CSG), su prevalencia exacta se desconoce.

Indica que al ser un padecimiento autoinmune, la artritis idiopática juvenil no se cura sólo se controla. Por ello, exhorta a la población a buscar atención médica de manera oportuna para lograr mejorar el pronóstico.

“La atención oportuna mejora el pronóstico no solamente por la parte de la limitación sino porque se ha visto que pacientes con artritis mal controlada y activa durante muchos años tienen una menor esperanza de vida”.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS