Una radiografía de los pulmones que puede revelar un nódulo o una masa anormal (Foto: Especial)

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

El diagnóstico oportuno del cáncer de pulmón es través de una biopsia, tomando un pedazo de la lesión del tumor
Juan Carlos Cortés |El Universal
05 Noviembre, 2019 | 12:44 hrs.

Existen diversos análisis clínicos para el diagnóstico de cáncer de pulmón, sin embargo, el diagnóstico oportuno del cáncer de pulmón se realiza a través de una biopsia, tomando un pedazo de la lesión del tumor, para que el patólogo la analice a través del microscopio y confirme el padecimiento.

Así lo señala Feliciano Barrón Barrón, médico oncólogo adscrito a la Unidad de Tumores Torácicos del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

El especialista menciona que se debe hacer cuando el médico tenga sospecha clínica, ya que en ocasiones se confunde con otros padecimientos, “el especialista debe estar atento a los síntomas ya que si trato una neumonía y el paciente no mejora debe hacer un abordaje más profundo, empezando con una radiografía o a través de una biopsia”.

Estos son algunos de los estudios clínicos que también pueden funcionar para realizar la detección del cáncer de pulmón, de acuerdo con Mayo Clinic.

-Diagnóstico por imágenes

Se realiza una radiografía de los pulmones que puede revelar un nódulo o una masa anormal. Por otro lado, la tomografía computarizada puede mostrar lesiones en los pulmones que en ocasiones no se detentan en la radiografía.

-Citología de esputo

Las secreciones en la nariz o boca son conocidas comúnmente como esputo. Estos fluidos se pueden analizarse vía microscópica, en ocasiones puede mostrar presencia de células cancerígenas.

-Biopsia

La biopsia es una muestra del tejido que se extrae de las células anormales. Existen tres tipos:

1. Broncoscopia

El médico analiza las zonas anormales de los pulmones con un tubo que tiene una luz y que desciende por la garganta hasta llegar a los pulmones.

2. Mediastinoscopia 

En este este examen se hace un incisión en la base del cuello y se introducen instrumentos quirúrgicos por detrás del esternón para tomar muestra del tejido linfático.

3. Biopsia con aguja

El esta biopsia el especialista utiliza imágenes radiográficas o de tomografía computarizada para guiar una aguja a través de la pared torácica hasta el tejido pulmonar y recolectar células sospechosas.

Los análisis de las células cancerígenas en el laboratorio revelarán el tipo de cáncer de pulmón que un paciente puede padecer. El especialista analizará el tipo de cáncer y le asignará el tratamiento individualizado.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS