Los gatos son más propensos a padecer ERC. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si tu gato tiene enfermedad renal crónica?

Esta enfermedad no manifiesta síntomas sino hasta que ya está avanzada
Abigail Gómez |El Universal
03 Julio, 2018 | 08:00 hrs.

La enfermedad renal crónica (ERC) es una de las enfermedades renales más frecuentes en perros y en gatos de edad avanzada (junto con la artritis y el cáncer) y una de las principales causas de muerte. Esta enfermedad puede tardar años en manifestarse pero cuando aparecen los primeros síntomas, por lo general, es debido a que ya existe un daño avanzado e irreversible.

En general es un padecimiento que afecta más a los gatos que a los perros pero los síntomas suelen ser similares en ambas especies: aumento de la sed, orinan con mayor frecuencia, cambios en el pelaje (se le nota en mal estado) orinan durante la noche, sangre en la orina, vómito y diarrea, anemia, deshidratación, mal aliento, retención de líquidos,entre otros.

La única manera de poder detectarlo en una etapa temprana para frenar el avance de los síntomas y tratar se retrasar el daño sería realizando estudios periódicos (cada año) desde los siete y ocho años, según información de la asociación.

La enfermedad renal se produce cuando los riñones, ya sea de un perro o un gato, no funcionan de manera correcta y van perdiendo su capacidad de filtrar las toxinas que genera el cuerpo de estos animales y también de eliminarlas a través de la orina, esto de acuerdo con información de un estudio de la Asociación de Veterinarios Españoles.

Generalmente, la ERC en el perro y el gato progresa desde un estadio inicial asintomático hasta un estadio terminal con síndrome urémico (alteración en las funciones bioquímicas y fisiológicas) que finalmente derivan en la muerte o eutanasia del paciente.

En algunos casos, esta progresión ocurre muy rápidamente (pocas semanas), mientras que en otros, la función renal se mantiene estable durante periodos de tiempo más largosy la enfermedad progresa a lo largo de varios años. También es posible que la función renal se mantenga estable de modo indefinido y los animales afectados fallezcan por otras causas. En cualquier caso y como la supervivencia del paciente está relacionada con la precocidad del diagnóstico, resulta fundamental realizar un diagnóstico temprano”, señala el artículo.

En ocasiones el diagnóstico de la enfermedad puede ser difícil ya que se necesita realizar diversos estudios para confirmar que se trate de este padecimiento y sobretodo para determinar la etapa en la que se encuentra. Para determinar esto puede hacerse análisis de sangre y estudios de rayos X para ver el tamaño del riñón ya que un órgano más grande o más pequeño puede ser señal de ERC.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS