Si bien tanto la influenza como el resfriado son infecciones virales, los virus detonantes difieren de una enfermedad a otra. (Foto: Especial)

¿Cómo saber si es influenza o resfriado?

La intensidad y duración de los síntomas pueden ayudar a diferenciar ambas enfermedades
Rocío Mundo | El Universal
25 Diciembre, 2018 | 14:07 hrs.

La influenza y el resfriado son dos de las enfermedades respiratorias que con mayor frecuencia se presentan en esta época de frío. Y aunque ambas mantienen estrechas similitudes (por ejemplo, son causadas por virus), su intensidad y duración no son las mismas.

Julián Cuevas Bulnes, neumólogo certificado por el Consejo Mexicano de Neumología A.C., asegura que si bien es complicado que alguien pueda diferenciar una influenza del resfriado simplemente por sus síntomas, existen ciertas características, como duración e intensidad, que ayudan a distinguirlos.

En el caso de la influenza (también llamada gripe), la intensidad de sus síntomas —caracterizados por mucha fiebre, tos seca, dolor de garganta y escalofrío— es mayor que en el resfriado, al grado de ocasionar neumonías o incluso la muerte.

En relación a su duración, la influenza puede durar hasta semanas en comparación con el resfriado (conocido también como catarro), el cual tiene una evolución no mayor a cuatro días. Éste, además, puede presentarse durante todo el año.

La influenza, por el contrario, tiene mayor prevalencia en la temporada invernal, siendo entre octubre y diciembre los meses en los que se registran más casos de la enfermedad. Es por ello que el especialista exhorta a la población realizarse la aplicación de la vacuna desde el mes de octubre.

Esto con la finalidad de lograr la protección durante los meses de noviembre y diciembre que son considerados los más peligrosos para contraer la enfermedad, pues la vacuna es efectiva luego de dos a tres semanas posteriores a su aplicación.

El especialista aclara que ante la similitud de los síntomas entre ambas patologías, la pericia del médico y los conocimientos que éste tenga serán fundamentales para diferenciar entre un diagnóstico de influenza o resfriado.

“Clínicamente son cositas de mucho detalle que requieren la valoración del médico. Y, obviamente, se pueden hacer estudios de laboratorio, que sería lo ideal para diferenciar entre ambos padecimientos”.

Finalmente, para evitar la propagación de cualquiera de estos padecimientos, Cuevas Bulnes recomienda lavarse las manos constantemente, evitar besar a los niños, realizar ejercicio y cubrirse la boca con el antebrazo a la hora de toser.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS