Este procedimiento puede salvar la vida de las personas en una emergencia. (Foto: Especial)

¿Cómo hacer RCP?

La Reanimación Cardiopulmonar es un procedimiento de primeros auxilios que se aplica a personas que se han quedado sin pulso
24 Julio, 2019 | 11:26 hrs.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un procedimiento de primeros auxilios que se aplica a personas que han quedado inconscientes, que no respiran y no tienen pulso, como resultado de diferentes tipos de complicaciones de salud, como los infartos. 

Así lo explica Diego Calderón, paramédico encargado de capacitación externa de la Cruz Roja Ciudad de México, quien también señala que lo primero antes de iniciar con las maniobras es cerciorarse de que la persona realmente las necesita, para lo cual se debe revisar que no responda, que no respire y que no tenga pulso. 

“Se le deben dar palmadas en el pecho y llamarlo para ver si realmente se encuentra inconsciente, sino responde se procede a ver si tiene respiración. Para esto se puede acercar el oído a su boca o tocar su tórax para ver si existe movimiento”, comenta.

Por último, se toma el pulso en la garganta con el dedo índice y el dedo medio; si después de 10 segundos no se siente pulso se confirma que la persona no lo tiene. 

Una vez confirmado que la persona necesita el RCP se debe proceder a colocarla boca arriba en una superficie plana y a descubrir el pecho para poder visualizar el sitio exacto donde se deben realizar las compresiones. 

“Para ubicar el punto de RCP se recomienda trazar una línea que corte al cuerpo a la mitad de forma vertical, de la cabeza hacia abajo, y una que lo corte a la mitad de forma horizontal a la altura de los pezones. El punto donde se cruzan las líneas, justo en medio del pecho, es donde deben aplicarse las compresiones”, explica Calderón.  

La posición correcta para realizar la reanimación es arrodillado a un costado de la persona a la altura de sus hombros, entrelazar las manos y ponerlas sobre el pecho en un ángulo recto y usar la mano que tiene más fuerza para dar las compresiones.  

Procedimiento

Para que el RCP resulte efectivo es preciso cumplir con tres requisitos: el ritmo, la fuerza y el tiempo.  La cantidad de veces que se debe comprimir es de 200 veces en dos minutos a un ritmo entre 100 y 120 bits por minuto. 

“Las compresiones no pueden ser ni más lentas ni más rápidas porque no cumplirían su función, pero se ha descubierto que la canción Stayin’ Alive de los Bee Gees tiene ritmo exacto que requiere el RCP, lo cual es una guía muy útil”, asegura el paramédico.

“Si comprimo muy lento la sangre no alcanza llegar a los órganos y si comprimo muy rápido no permito que el corazón se llene de nuevo”, añade. 

Otro aspecto a considerar es aplicar la fuerza adecuada pues las compresiones debe hundir el pecho a una profundidad de entre cinco y seis centímetros de profundidad. 

“A veces las personas no comprimen fuerte por miedo a lastimar pero es muy importante hacerlo con fuerza para ayudar al corazón. Para esto es importante que la persona no flexione los brazos al dar las compresiones pues se necesita que toda la fuerza de su peso para realizarlas”, recomienda. 

Por último, se debe considerar que también es vital minimizar el tiempo de interrupciones entre comprensión y compresión, el cual puede ser de un máximo de 10 segundos. 

Esta nueva forma, sin pausas para dar respiración, está pensada para minimizar el tiempo de interrupción ya que es primordial asegurar la función del músculo cardiaco. 

Los dos minutos de tiempo se consideran así porque es el tiempo que se comprobado que una persona da correctamente las compresiones antes de cansarse.

Por esta razón, pasado ese tiempo alguien más debe suplir a quien se encuentre realizando el RCP en ese momento continuando la rotación hasta que llegue la ayuda. 

“Si la persona se encuentra sola y han pasado los dos minutos, se siente cansada, y que ya no está dando las compresiones con el ritmo y la fuerza requerida, se recomienda que se suspenda la reanimación pues hacer las compresiones mal da el mismo resultado que no hacerlas”, dice el paramédico. 

El RCP se debe aplicar a adultos, considerados desde los ocho años para arriba; en el caso de los niños la maniobra debe realizarse usando los dedos índice y anular. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS