Especial

¿Cómo funciona el bypass gástrico?

Los beneficios son inmediatos y generan un impacto en la calidad de vida del paciente
Rocío Mundo | El Universal
10 Noviembre, 2017 | 13:00 hrs.

Es uno de los procedimiento más eficaces y populares para el tratamiento de la obesidad mórbida, y el que menos afecta a la calidad de vida de la persona. Así es el bypass gástrico, la cirugía encargada de reducir el tamaño del estómago.

De acuerdo con Edgar Bernal Hernández, cirujano bariatra por el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, el bypass gástrico es una cirugía restrictiva y malabsortiva, que consiste en reducir el tamaño del estómago a 30 o 40 milímetros y en modificaciones intestinales.

Explica que es restrictivo debido a que al disminuir la capacidad del estómago la saciedad ocurre con mayor rapidez y malabsortivo porque al realizar la conexión del estómago con el intestino, el alimento ingerido no se absorbe en su totalidad.

Con esta cirugía, señala, se pueden llegar a perder de 30 a 40 kilogramos aproximadamente. Sin embargo, esto dependerá de la dedicación de cada paciente y el apego al tratamiento de por lo menos cinco años, posteriores a la cirugía.

“El bypass gástrico está diseñado para que la persona llegue con una obesidad grado tres, una obesidad mórbida a un peso normal y evitar todas posibles complicaciones de la enfermedad”.

Señala que el tratamiento consiste en valoraciones hechas por un equipo multidisciplinario, conformado por psicólogos y nutriólogos bariatras, cardiólogos, endocrinólogos y médicos internistas, quienes determinarán si el paciente es candidato a una intervención quirúrgica de bypass gástrico.

“Este tipo de procedimiento bariátrico es acompañado por un equipo multidisciplinario, en el que intervienen diferentes especialistas para garantizar la pérdida de peso de una forma segura y paulatina”.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana de la Obesidad, las personas que pueden someterse a este procedimiento son aquellas que tienen un índice de masa corporal (IMC) de 35 y padecen alguna enfermedad como colesterol, hipertensión, diabetes y reflujo, o poseen un IMC de 40 y sin ninguno de estos padecimientos.

Bernal Hernández menciona que parte de los beneficios que el bypass gástrico proporciona son mejorar la calidad de vida, disminución de la diabetes, en el 80% de los pacientes que se someten a este procedimiento quirúrgico, y de la hipertensión.

“Los beneficios son inmediatos y generan un impacto en la calidad de vida del paciente”.

Advirtió que las posibles complicaciones de esta cirugía pueden ser fugaz intestinales, al no “engrapar” adecuadamente, obstrucciones intestinales, formación de hernias, debido a las modificaciones intestinales realizadas, y sangrado en las siguientes 24 horas.

“Cuando el paciente quiera buscar ayuda profesional tiene que hacerlo específicamente con cirujanos bariatras que pertenezcan al Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades metabólicas, para que su salud no esté en riesgo”, afirma el especialista.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS