Entre 15 y 30 kilos puede aumentar una mujer sin los cuidados adecuados. (Foto: Especial)

¿Cómo evitar subir de peso en el embarazo?

Durante el embarazo la mujer no debe subir más de diez kilos, uno por mes en promedio
Darinka Gómez | El Universal
07 Mayo, 2019 | 10:00 hrs.

Una de las cosas que más suelen preocupar a una mujer durante el embarazo son los kilos que pueden llegar a aumentarse en este periodo. Es por eso que una especialista en obesidad te da algunos tips para evitar subir más kilos de los recomendados durante esta etapa.  

Sobre el tema, Ana Paola Carvallo Thomé, director médico de la Clínica Nemi de Nutrición y Sobrepeso, en primer lugar señala que en un embarazo sano una mujer no debe subir más de 10 kilos de peso, en promedio, uno por mes.

Estos son los kilos saludables que una mujer puede subir durante el embarazo considerando unos tres kilos del bebé, otros dos o tres de la placenta y el líquido y los demás debido a la retención de líquidos y grasa que ocurren en el cuerpo...

“En realidad los kilos del bebé y la placenta son muy pocos por lo que los embarazos en los que las mujeres aumentan entre 15 y 30 kilos es porque no llevaron una dieta saludable y aprovecharon esta etapa para comer de más”.

Para evitar que esto ocurra la especialista recomienda asistir con un nutriologo durante esta etapa para que elabore una dieta adecuada para la futura mamá. Por su parte, también recomienda evitar usar los antojos como pretexto para comer cosas poco saludables.

Además de estos conejos otro aspecto a considerar para evitar esta subida de peso es el aspecto psicológico, pues este juega un papel muy importante. Sobre el tema habla la psicóloga Alejandra González también especialista en obesidad de la Clínica Nemi.

“Durante esta etapa existen muchos mitos que pueden inducir estas subidas de peso. Uno de ellos es la idea de que la embarazada puede comer de más porque ´come por dos´ y otro el que no puede controlar lo que come por los antojos”.

Si bien los antojos en las embarazadas son algo real, debido a que durante esta etapa aumenta la producción de insulina, lo que puede aumentar a su vez la necesidad de comer cosas dulces, hay forma de minimizar su impacto y trata de controlarlos.

Para evitar usar esto de pretexto la psicóloga recomienda cuidar mucho la alimentación durante el día para que cuando llegue un antojo se tenga esa posibilidad de comer algo no tan sano y también tratar de satisfacer el antojo con la versión más sana que se encuentre de lo que se desea.

Por otro lado, la experta también señala que al momento de comer el antojo se coma la porción normal. “Una cosa es comerte un helado por el antojo y otra el bote completo”, comenta.

Por último, ambas especialistas recomiendan a las embarazadas no usar su estado para comer de más y también añaden que, por lo general, una mujer que aumenta mucho de peso en esta etapa es porque ya tenía malos hábitos alimenticios desde antes y con el embarazo estos se incrementan.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS