Para retirar un tatuaje deben evaluarse diversas opciones, como extensión y color de la tinta. (Foto: Especial)

¿Cómo eliminar un tatuaje?

Aproximadamente el 25% de las personas con un tatuaje, especialmente mujeres, buscan opciones para removerlo
Redacción | El Universal
15 Noviembre, 2018 | 14:00 hrs.

Hacerse tatuajes se ha vuelto una práctica muy frecuente, sobre todo en jóvenes de entre 15 y 25 años de edad. Sin embargo, sus complicaciones constituyen un motivo frecuente de consulta dermatológica debido al uso de equipo contaminado y falta de cuidado.

Ante esta situación, especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) exhortan a la población a que, antes de realizarse un tatuaje, consideren las posibles complicaciones y repercusiones que tendrá en su vida diaria.

Esto debido a que aproximadamente el 25% de las personas con un tatuaje, especialmente mujeres, buscan opciones para removerlo.

Las principales razones para hacerlo son reacciones alérgicas a la tinta, el diseño no cumplió con las expectativas o motivos profesionales. Sin embargo, al momento de determinar el tratamiento más adecuado para retirar el tatuaje se deben evaluar diversas opciones.

Estas incluyen zona del cuerpo en la que se localiza el tatuaje, extensión y color de la tinta. “Ante cualquier sospecha de infección, reacción alérgica o remoción del tatuaje, acudan con un dermatólogo certificado”, señalaron los especialistas.

Las alternativas para remover tatuajes con base a las necesidades específicas de cada individuo son:

1. Cirugía láser

Este tipo de procedimiento permite trabajar sobre lesiones superficiales y profundas de la piel. Además, es efectivo y amigable pues genera menos dolor.

Al respecto, la Clínica Mayo agrega que los tatuajes multicolores podrían necesitar tratamiento con varios láseres y diferentes longitudes de onda. “Seguramente, se necesitarán varias sesiones para aclarar el tatuaje, y podría no ser posible borrarlos por completo”.

2. Electrofulguración

Este procedimiento médico emplea el uso de electricidad con el objetivo de deshacer el tejido. Además, en caso necesario combina con la aplicación de un fármaco para poder retirar el tatuaje. Sin embargo, el resultado final, señala la FMD en un comunicado, será parecido al de una quemadura.

3. Cirugía

Este procedimiento ayuda al cirujano a tener más control sobre las áreas coloreadas. Consiste en retirar la piel que tiene la tinta con la ayuda de un escalpelo y los bordes son saturados para cerrar la herida.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS