Especial

¿Cómo eligen en urgencias del IMSS que caso atender?

Hasta 2016 su implementación nacional tenía un avance del 60%
Redacción | El Universal
24 Enero, 2018 | 01:00 hrs.

Con el fin de proporcionar atención médica inmediata, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) implementó un sistema de clasificación y selección de pacientes con base a su nivel de gravedad denominado Triage.

Este programa, que hasta 2016 su implementación nacional tenía un avance del 60%, se rige por dos principios fundamentales: salvar el mayor número de vidas y hacer el mejor uso de los recursos disponibles.

Por ello, se clasifica y selecciona a los pacientes que solicitan atención en urgencias con base al nivel de gravedad en cinco colores.

  • Rojo. Situación grave que amenaza o pone en riesgo la vida, como paro cardíaco, pérdida de conciencia o hemorragia intensa. La atención médica debe ser inmediata.

  • Anaranjado. Estado clínico caracterizado por alteraciones órgano-funcionales agudas y graves con riesgo inminente de muerte, como quemaduras extensas y falta de aire. Se requiere valoración médica de manera rápida.

  • Amarillo. Situación poco grave caracterizada por alteraciones órgano-funcionales agudas o subagudas de severidad moderada, como tos con expectoración, infección de herida quirúrgica o dolor en pecho de más de cinco días. La atención médica debe ser rápida para descartar problemas que pongan en riesgo la vida.

  • Verde. Padecimientos no graves que requieren atención médica, pero no de urgencia, como dolor de espalda, fiebre, diarrea y pequeñas quemaduras. Estos, sin embargo, pueden ser atendidos en la Unidad de Medicina Familiar.

  • Azul. Estado clínico caracterizado por posibles alteraciones órgano-funcionales de nula gravedad. Situación de afectación a la salud personal que el individuo o la familia percibe como amenazante, pero que desde el punto de vista clínico-médico no implica riesgo a corto plazo para la vida, como resfriado común o dolor de garganta.

“El objetivo de implementar el programa es priorizar la atención médica de acuerdo con el padecimiento en que llegan los derechohabientes. Lo que buscamos es que haya una mayor satisfacción en los servicios de urgencias”, señaló Luis Rafael López Ocaña, coordinador de atención integral en segundo nivel.

En el área de la salud, indica el IMSS en un documento, se entiende como un proceso dinámico mediante el cual se determina el orden de las prioridades de atención. La clasificación se basa en el beneficio que podrá obtenerse con la atención médica y no sólo en la gravedad de los lesionados.

Este procedimiento tiene su origen en el siglo XVII por iniciativa del cirujano francés Dominique Jean Larrey durante las campañas de guerra de Napoleón Bonaparte. Sin embargo, es hasta la primera guerra mundial que adquiere aceptación universal.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS