Especial

¿Cómo afectan los anabólicos a los perros?

Esta práctica es considerada sana por muchos dueños al ver como incrementa la musculatura de su perro
Rocío Mundo | El Universal
30 Enero, 2018 | 08:00 hrs.

Aumentar la masa corporal de los perros mediante el uso deliberado de sustancias sintéticas por estética altera el desarrollo físico y hormonal de la mascota.

Así, esta práctica, que pudiera ser considerada sana por muchos dueños al ver cómo incrementa la musculatura de su perro, a largo plazo puede ser perjudicial para la salud.

Al respecto, Diego Sodi, médico veterinario de Pet Vet World, destaca que la administración de estas sustancias sin supervisión médica aceleran procesos cancerígenos que altera los ciclos hormonales de las hembras, provocando quistes o cáncer en matriz y mama.

Señala también que las hembras presentan celos irregulares o producción de leche, aun cuando no se haya registrado el nacimiento de ninguna camada. En el caso de los machos, las sustancias anabólicas esteroideas pueden ser causantes de cáncer en los testículos.

El médico veterinario explica que en caso de que se busque aumentar la masa muscular para que el perro tenga el desarrollo normal de acuerdo con su raza, el profesional de la salud es quien debe determinar el uso de estas sustancias después de analizar su historia clínica y encontrar a través de exámenes de sangre la razón por la que no gana peso.

En algunas ocasiones, asegura, con el afán de mejorarlos estéticamente les administran suplementos nutricionales para fisicoculturismo de uso humano, sin que haya una correlación conocida de cuánto se puede tomar el perro.

“No se considera aumentar la masa muscular en cualquier perro simplemente por gusto del dueño. Las personas no deberían ser dueño de un perro si piensan aumentarlos de peso para que se vean bien estéticamente”, considera.

Actualmente, la venta de estos productos requiere de una receta médica cuantificada, aunque hay médicos que se prestan a conseguir e inyectar las sustancias. “Es un tema sobre ética y de concientizar a los dueños. No se debe fomentar ese tipo de modas de traer al perro fuerte, es antinatural, es jugar con su salud”, agrega.

Las víctimas de estos productos son perros como el pitbull y el bulterrier, entre otras razas grandes braquiocefálicas, es decir, con nariz chata y cabeza corta.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS