Entre más materiales tenga el colchón su calidad es mejor. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta a tu salud dormir en un mal colchón?

A veces un colchón barato puede salir más caro debido a los problema de salud que causa.
Darinka Gómez | El Universal
06 Marzo, 2019 | 11:00 hrs.

Elegir un colchón puede parecer una tarea sencilla que muchas veces puede estar motivada por los precios más que por la calidad del mismo; sin embargo, optar por uno económico puede salir más caro a la larga pues podría traer repercusiones a tu salud.

Sobre este tema habla José Marco Romero, especialista en Medicina de Rehabilitación, quien comenta cuáles son algunos de los principales problemas que puede generarte dormir en un colchón poco adecuado.

Una de las principales complicaciones es que no permite un sueño reparador. “Un mal colchón puede condicionar un mal descanso que se traducirá en un bajo rendimiento durante tu día”, explica el especialista.

Esto puede hacer que sufras de dolores de cabeza constantes, que te sientas cansado a lo largo del día o que te sientas irritable.

Estos problemas, en conjunto, propician que no puedas desempeñar tus actividades cotidianas con el mismo rendimiento con el que lo harías si durmieras en un colchón adecuado.

A los síntomas de un mal descanso se le deben unir otro problema común: los dolores musculares. Algunos de los más comunes por dormir en colchones deficientes son dolor cervical o el de columna lumbar.

“Un mal colchón puede condicionar posturas que favorecen la aparición de espasmos musculares, contracturas”, comenta. Si el colchón se usa por mucho tiempo también puede dar pie a la aparición de lumbalgias.

Para evitar estas complicaciones el médico señala que es importante informarse sobre los materiales de los que está hecho tu colchón.

“En ocasiones los colchones más económicos tienen un alma hecha con un sólo hilo de metal, cuando este se rompe en algún punto el colchón se deforma y ya no da soporte al cuerpo”, asegura Romero.

El especialista explica que entre mejores materiales tienen, los colchones son mejores. Hay algunos que tienen dispositivos que disminuyen el movimiento, dan firmeza y son más duraderos. También están los que usan diferentes espumas para hacerlos más suaves y los que recurren al látex para darle uniformidad.

Cuando hay variedad en los materiales es más difícil que la persona se mueve mientras duerme, por eso lo mejor son los materiales combinados. Por otro lado, también tiene valor añadido aquellos hechos con materiales hipoalergénicos ya que pueden ayudar a prevenir alergias pues evitar la presencia de ácaros.

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS